Columnistas

Elección equivocada

Ciertas o no, las denuncias fueron más contundentes en 2009, pero Patana ganó

La Razón (Edición Impresa) / Baldwin Montero

00:18 / 14 de abril de 2015

Aestas alturas hemos escuchado y leído bastantes argumentos oficialistas que intentan explicar los motivos de la derrota del MAS en La Paz en las últimas elecciones subnacionales. De todos, me quedo con uno de los que el presidente Evo Morales esgrimió el día después de los comicios: se equivocaron en la elección de candidatos. 

Los otros, eso del voto machista o el voto discriminador, por ejemplo, caen por su propio peso, ya que una mujer ganó en El Alto y un hombre de origen aymara hizo lo propio en el departamento.

Un cuarto argumento, que también fue parte del análisis presidencial, apuntó al voto contra la corrupción, que en parte justificaría las derrotas de la candidata a gobernadora Felipa Huanca (involucrada en el escándalo de corrupción del Fondo Indígena) y de Édgar Patana, de quien días antes de la elección apareció en un video (cuando era dirigente de la Central Obrera Regional (COR) de El Alto) recibiendo un sospechoso paquete de manos del exalcalde Fanor Nava.

Sin duda la cinta tuvo su efecto, pero no me atrevería a decir que fue decisivo, ya que cuando en diciembre de 2009 Patana postuló por primera vez a la Alcaldía de El Alto no lo hizo cubierto por un manto de transparencia y honestidad y ganó con 39%, nueve puntos por encima de la misma rival que ahora lo derrotó con similar diferencia: Soledad Chapetón.

No se ha comprobado ninguna de las denuncias en su contra, pero cuando fue elegido candidato por primera vez, el exalcalde fue acusado por irregularidades mayores a la que vimos en el video.Un mes antes de esta designación, y cinco años antes de la difusión de las imágenes Nava-Paquetito-Patana, la Fejuve de El Alto denunció que el entonces dirigente de la COR coordinó con los concejales municipales la contratación de 334 trabajadores.

En diciembre de ese año, y desde la misma Fejuve, lo acusaron de haberse beneficiado con recursos del TCP-ALBA para la compra de maquinarias de costura y, desde la Federación de Mujeres, de haber recibido dinero de Cotel y de haber internado camiones de contrabando.

También se hicieron públicas denuncias sobre acuerdos con la Alcaldía que le habrían permitido designar personalmente a un representante en el directorio de la Empresa Municipal de Aseo de El Alto. Ya en campaña, acusaron de corrupción a uno de sus principales colaboradores, Édgar Delgado. Por ese motivo el Concejo Central de Federaciones y Asociaciones de Artesanos de El Alto decidió su expulsión “con ignominia”. En 1999, Delgado fue el primer candidato a alcalde del MAS-IPSP en esa urbe.

Ciertas o no, las denuncias fueron mucho más contundentes en 2009, pero Patana ganó. Y eso no es todo, lo hizo además con los sectores sociales fracturados por su designación como candidato del MAS. Un grupo de dirigentes lo acusó de traición a la independencia sindical.

Este año postuló con los sectores sociales cohesionados apuntalando su candidatura (incluso por encima de Evo Morales) y con el video como única mancha visible en su contra, pero perdió. No era el candidato que querían los alteños.

Entonces, no habrá que descartar otras hipótesis —menos complejas y rebuscadas— para explicar la caída masista en la urbe que abrió las puertas para la llegada del gobierno socialista comunitario. Por ejemplo, el descontento con la gestión de un alcalde que no brilló por sus obras, un alcalde que no pudo dar solución a problemas cruciales como la inseguridad y el avasallamiento gremial. Lo propio en el caso de la Gobernación, tal vez los argumentos de Huanca simplemente no convencieron a los paceños.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia