Columnistas

Elecciones en Alemania y sus consecuencias

Una Asamblea plural con auténtica capacidad de debate legislativo no es una mala alternativa.

La Razón (Edición Impresa) / Horst Grebe López

00:40 / 29 de septiembre de 2013

Los resultados de las elecciones del domingo pasado en Alemania proporcionan una oportunidad para reflexionar sobre los cambios subsecuentes en el escenario político alemán y, más en general, las ventajas democráticas del régimen parlamentario en comparación con la propensión autoritaria inherente al régimen presidencialista.

Un primer resultado destacable de las recientes elecciones en Alemania consiste en la reducción de la representación política a cuatro partidos: la democracia cristiana (CDU/CSU) en la derecha con un 41,5% de votos y 311 escaños; la socialdemocracia (SPD) y Los Verdes en el centro izquierda con 25,7% y 192 escaños y 8,4% y 63 escaños, respectivamente; y en la izquierda el partido La Izquierda con 8,6% y 64 escaños. El partido liberal democrático (FDP), que formó parte del anterior gobierno de Angela Merkel, esta vez no logró superar el umbral del 5%, y con esto desaparece la representación del empresariado liberal de la nueva legislatura. También ha quedado fuera la extraña agrupación de Los Piratas; pero lo que es más importante, no lograron ingresar al Parlamento ni el partido neonazi (NPD) ni el partido nacionalista de derecha, opuesto a la integración europea (Alianza por Alemania).

Se pueden adelantar por tanto las siguientes interpretaciones: el liderazgo de Angela Merkel ha logrado un respaldo muy amplio del electorado, pero éste se ha pronunciado asimismo por un cambio sustantivo de sus políticas, puesto que ya no existe la posibilidad de una mayoría parlamentaria de centro derecha, como fue en los cuatro años pasados su alianza con la FDP de claras orientaciones neoliberales y promotora como ella de la austeridad fiscal en Alemania y en toda la Unión Europea. Ha ocurrido en cambio un nítido traslado de votos desde la derecha hacia la izquierda, como evidencia, entre otros resultados, el reemplazo de la FDP por La Izquierda como tercer partido del sistema político.

Todo hace pensar entonces que Angela Merkel tendrá que hacer importantes concesiones políticas para conformar una gran coalición con la SPD, toda vez que los otros dos partidos minoritarios no le proporcionan una gobernabilidad suficiente, además de que resulta impensable una alianza con La Izquierda. Si bien es cierto que Merkel ya gobernó en el pasado en alianza con la SPD, pero eso ocurrió antes de la crisis del euro, antes de la imposición inmisericorde de las políticas de austeridad a los países de la Unión Europea que sufren severos problemas fiscales, antes de las movilizaciones sociales en contra del desempleo y la desprotección social y antes del claro rechazo ciudadano al espionaje de EEUU a sus amigos europeos.

La oportunidad de compensar socialmente los ajustes fiscales en Alemania está en manos de la SPD. Esto es así porque el régimen parlamentario puede traducir de una manera más directa las preferencias reveladas del electorado. Y esto permite además una conclusión respecto de las próximas elecciones en Bolivia. Salvo pocas excepciones, predomina en el oficialismo y en las tiendas de la oposición la idea de polarizar la contienda entre dos candidaturas antagónicas. Bajo tales condiciones no habría lugar para la representación electoral de tendencias que no están dispuestas a servir únicamente de comparsa del MAS, ni quieren tampoco inscribir una sigla más a una plataforma sin otro objetivo que el de rechazar todo lo que representa Evo Morales. En cambio de eso, una Asamblea Legislativa compuesta por varias fuerzas con programas coherentes y auténtica capacidad de debate legislativo no es una mala alternativa, a condición de que varios líderes políticos de la oposición ingresen a la Asamblea como primer paso hacia un régimen parlamentario en forma.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia