Columnistas

Elecciones en la UMSA

Mientras seamos una universidad donde sólo se enseña y no se investiga, no llegaremos muy lejos

La Razón / Esteban Ticona Alejo

00:00 / 13 de abril de 2013

Qué importancia tiene elegir mediante el voto, aunque no sea universal, al rector de la UMSA, en la universidad más importante de Bolivia? Es muy significativo, en una coyuntura muy especial que aún vive Bolivia, aunque “el proceso de cambio” lo haya desdeñado; pese a que varios de los actuales ministros del Estado Plurinacional han estudiado en la UMSA.

Recuerdo que hace algún tiempo   se constituyó el Tribunal de Garantías Electorales, una especie de órgano electoral plurinacional, y pensé que esta nueva institución podía tener un rol preponderante, incluso con tareas muy de avanzada, como la de contar con sistema electoral biométrico, en fin. Los recientes problemas de este nuevo ente electoral con el comité electoral de la UMSA, como el enredo de habilitar o inhabilitar a algún candidato, la renuncia de algunos de sus miembros, las huelgas de hambre y las denuncias y contradenuncias de supuestas presiones; nos permiten afirmar que no hay nada nuevo ni interesante en los lineamientos de este tribunal ni en el comité electoral y que estamos en lo mismo, quizás incluso peor que en años anteriores.

La UMSA podría ser un nuevo modelo de los sistemas electorales, pues hay varias condiciones para serlo, por ejemplo, se cuenta con la carrera de Informática, que podría ser el gran emprendedor de todas las tareas técnicas, sumadas a la convicción de ejercer una democracia transparente para las distintas autoridades y estudiantes; pero no pasa nada.

Entre los postulantes al rectorado existe una sola mujer como “acompañante”; es decir, para vicerrectora, y en estos tiempos de reivindicación de la mujer eso es absoluto machismo. Los postulantes varones se presentan como lúcidos tecnócratas, o más bien como inteligentes burócratas que quieren vendernos viejas ideas liberales o neoliberales o hacernos creer que son intelectuales y pensadores, cuando varios de ellos jamás han reflexionado seriamente sobre la problemática del país y del mundo, y  menos han escrito algún libro. Las ofertas electorales no salen de los cánones tradicionales de seguir apostando para ser más modernos, científicos, de excelencia, etc. Incluso con ofrecimientos de titulación gratuita, transporte sin costo, etc. Existe una absoluta ausencia del porqué la universidad tiene que cambiar de mentalidad y debería apostar por construir un pensamiento propio, con cabeza propia.

El reto de cómo descolonizar a la universidad, que tiene una larga herencia de colonialismo intelectual y académico, está abierto. Ningún frente nos plantea posibles respuestas a la pregunta. Mientras seamos una universidad donde sólo se enseña y no se investiga, no podremos llegar muy lejos. Mientras se tenga que llenar copias e infinidad de documentos, bajo modelos foráneos, para presentar algún proyecto de investigación, por ejemplo con fondos del IDH, no podremos investigar seriamente.

Mientras sigamos buscando acreditaciones y excelencias a la moda globalizadora, no pasará nada en nuestras carreras. Está claro que aún hay pocos espacios así como algunos colegas extraordinarios, pero que no participan de todo esto. Sabemos que para estos pocos (a quienes el Estado les cayó con la Ley Financial que establece que no deben ganar más que el Presidente) siempre hay otros espacios, dentro y fuera del país, pues en el exterior sí son valorados sus conocimientos y se les paga sin mezquindades, como se merecen. Ma qawqha jaqinakakiwa wali munapxi apanaqaña Iwisirara. “Nayaw suma apnaqaxa” sasina. Jupanakan amuyupasa, sarnaqawipasa yatitawa. Junapanakax k’ank’a markanakan samantatapxchixaya, ¿janicha ukhamaxa?

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia