Columnistas

Elecciones a la francesa

Los debates han adquirido un poder decisivo en las elecciones, salvo en Bolivia, donde no se discute.

La Razón (Edición Impresa) / Carlos Antonio Carrasco

00:25 / 22 de octubre de 2016

Últimamente, y a nivel planetario, se comprueba que las redes sociales y los medios de comunicación en general determinan —a veces— el resultado de las elecciones presidenciales. Los debates televisivos han adquirido un poder decisivo, salvo en Bolivia, donde se vota pero no se discute. Los recientes enfrentamientos entre Donald Trump y Hillary Clinton sirvieron para exponer las pulsiones atávicas del billonario y las finanzas ocultas de ambos contrincantes, con adjetivos irreproducibles y acusaciones grotescas basadas en testimonios presenciales, estimuladas por el morbo periodístico. Sin esos rincones dramáticos, en Francia acaba de realizarse el primer debate público entre siete precandidatos a la presidencia por las agrupaciones del centro y la derecha del espectro político, a fin de escoger al candidato único de aquel sector.

La gran importancia que tienen esas pruebas radica en que quien resulte ganador obtendrá fácilmente el segundo lugar en los comicios convocados para el 23 de abril de 2017, toda vez que se da por descontado el triunfo de Marina Le Pen, la abanderada de la extrema derecha, en esa primera vuelta. Días después, el 7 de mayo tendrá lugar el balotaje entre los dos más votados. La triste ejecutoria del mandatario socialista saliente, François Hollande, excluye a la izquierda, altamente dispersa de lograr los votos necesarios para terciar en la segunda vuelta.

En consecuencia, el balotaje de las elecciones francesas será un duelo entre derechas: la moderada y la extrema, tal cual ocurrió en 2002, cuando Jacques Chirac, con el 82% de respaldo popular, derrotó a Jean Marie Le Pen, contabilizando apoyos de todos los colores unidos contra los ultras del Frente Nacional (FN).

Si la tendencia actual de las encuestas se consolida, en mayo próximo se enfrentarán la lideresa extremista contra Alain Juppe, exprimer ministro y actual alcalde de Burdeos. Se presume que ante el riesgo de una victoria del Frente Nacional, Juppe recogerá el favor no solo de la mayoría conservadora, sino también de toda la izquierda, y se convertirá en otro presidente más de la V República.

Comparando los debates efectuados en uno y otro lado del Atlántico, se confirma que mientras en Estados Unidos las travesuras sexuales ocupan buena parte del discurso electoral, en Francia los tópicos de discusión fueron acerca de la seguridad nacional, el islamismo radical, el desempleo y el rol de la Unión Europea.

Sin embargo, un candidato aludió a las investigaciones judiciales que varios postulantes cargan sobre sus espaldas (por ejemplo el expresidente Nicolás Sarkozy, quien enfrenta cuatro juicios pendientes). Entre las singularidades de esta campaña se ha denunciado la impertinente injerencia rusa, sosteniendo a Donald Trump en Estados Unidos y a Le Pen en Francia. Ciertamente ambos se expresan en términos elogiosos para el patrón del Kremlin, y éste a su vez no oculta sus simpatías por esa dupla. La incursión de Vladimir Putin en las luchas intestinas en América y Europa se da en momentos en que Moscú fortalece su presencia en Medio Oriente, mediante una masiva ayuda bélica al sirio Bashar al Assad para aplastar a los rebeldes en la guerra civil y así mantener su flota marítima militar en el puerto de Tartus, su bastión en el Mediterráneo, e instalar —al mismo tiempo— en Kaliningrado armamento nuclear que ostente su dominio en el Báltico. En suma, Putin poco a poco y sin obstáculo mayor se acerca a alcanzar la reinstauración de la Gran Rusia, sin que esa ambición sea parte en la agenda de preocupaciones de Washington ni de París.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia