Columnistas

Enclaustramiento y Metas del Milenio

La dependencia impone a los países mediterráneos efectos negativos para su desarrollo

La Razón / Daniel Oporto

00:41 / 08 de abril de 2013

El tema de la mediterraneidad de Bolivia puede tener muchas, muchísimas aristas, y una de ellas es la económica, sin duda alguna. Esta semana me preguntaba si algún economista o investigador se habrá interesado en investigar sobre este tema, desde una perspectiva netamente económica, neutral e independiente. La inquietud me arrojó interesantes resultados. No sólo que hay mucha tinta y papel en este tema, sino que además su tratamiento se ha ido especializando en función de los continentes. Mencionar primero que en el mundo existen cerca de 47 países mediterráneos, la mayoría están en África y en Europa. Los siete países mediterráneos con mayor superficie son Kazajistán, Mongolia, Chad, Níger (no Nigeria), Mali, Etiopía y Bolivia, todos ellos en vías de desarrollo

Fue interesante encontrar numerosas investigaciones y publicaciones sobre el tema, y en especial el estudio Los desafíos que enfrentan países mediterráneos en vías en desarrollo, realizado por un grupo de economistas, entre ellos Jeffrey Sachs. Esta investigación forma parte del reporte sobre Desarrollo Humano de 2004, elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Dicho reporte incluye las Metas del Milenio.

Así como la erradicación de la pobreza extrema y el hambre es la meta número 1, la número 8 se define así: “Desarrollar una alianza global para el desarrollo para países mediterráneos y Estados en pequeñas islas”. Valdría la pena que desde las instituciones del Estado se haga un seguimiento marcado a la evolución de esta meta del Milenio. A continuación, presento las principales conclusiones de la investigación del profesor Sachs y de sus colegas. La dependencia con países de tránsito. “Los países (mediterráneos) no sólo enfrentan los desafíos de las distancias, sino que también dependen de los trámites administrativos y de tránsito a través de terceros países soberanos. Dicha dependencia puede tomar las siguientes formas: i) Dependencia sobre infraestructura de transporte; ii) Dependencia por las relaciones políticas con vecinos; iii) Dependencia para la paz y estabilidad y iv) Dependencia en temas administrativos para el tránsito”.

Altos costos de transporte. “A pesar de los avances tecnológicos, los altos costos de transporte ponen a países mediterráneos en una situación de desventaja relativa con sus vecinos con costa, para competir en mercados globales”.

Menor desarrollo económico. “En promedio, los países mediterráneos están peor que sus vecinos con acceso al mar, si se toma en cuenta todos los indicadores del Índice de Desarrollo Humano. El PIB per cápita de los países mediterráneos es casi la mitad que el de sus vecinos con costa”.Menores exportaciones. “En promedio,  los países mediterráneos exportan mucho menos que sus vecinos con costa, haciendo comparaciones per cápita entre dichos países...”.

En resumen, la mayor parte de la investigación de Sachs está relacionada con la tesis de la dependencia económica y política de los países mediterráneos  con relación a sus vecinos con pleno acceso a la costa; dicha dependencia impone efectos negativos para el desarrollo económico, para el desarrollo social y el comercio. Cabe mencionar que existen otras numerosas investigaciones de economistas sobre los efectos e impactos de la mediterraneidad, y que merecen la pena ser leídas y analizadas con detalle en esta etapa. Todas las referencias y enlaces de otras investigaciones serán incluidas en mi blog: doporto.wordpress.com.

Es economista.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia