Columnistas

Entre...líneas

¿Por qué no se hizo estudios de demanda antes de trazar la ruta de los cinco ramales adicionales?

La Razón (Edición Impresa) / María Luisa Quenallata

00:00 / 05 de julio de 2015

El 14 de julio de 2014, luego del anuncio del presidente Evo Morales sobre la ampliación de las líneas del teleférico, muchos vecinos de las villas Copacabana, San Antonio y Armonía se alegraron de que un ramal de ese sistema por fin daría solución a sus cotidianos problemas de transporte. Sin embargo, otros, como los de Pampahasi y los sectores que lo conforman, se quedaron con la desazón de no haber sido incluidos en un proyecto tan importante, dado su crecimiento poblacional.

Hoy, pese al enorme paliativo que significan los buses PumaKatari para la ladera este, tal servicio ha quedado chico frente a las necesidades de vecindarios cada vez más habitados. El transporte terrestre en esta área, al igual que muchas otras de la urbe, se ha convertido en una pesadilla, pues pasar en minibús o en bus el Cruce de Villas o el puente de la avenida Pazos Kanki para llegar al trabajo o dejar a los niños en el colegio es toda una hazaña. En horas pico, basta ver durante todo el trayecto de la avenida principal que conecta a Pampahasi con Miraflores los grupos de personas apiñadas en cada esquina, levantando vanamente la mano para que el transporte público pare y las recoja. ¿A qué hora terminará llegando esa gente a su fuente laboral?, ¿cuántas veces a la semana los niños serán castigados por retrasarse en su ingreso?, ¿cuántos trámites, audiencias, consultas, reuniones y otros se pierden, son cancelados o pospuestos debido a que un ciudadano no llega a tiempo? Sin duda se podrían escribir miles de historias.

En este momento, cuando han surgido dos bandos a favor y en contra del trazado de la Línea Blanca por su grado de utilidad, surgen ciertas preguntas: ¿por qué no se hizo estudios de demanda antes de trazar la ruta de los cinco ramales adicionales del teleférico, para detectar las necesidades más sentidas de la población respecto a transporte?, ¿por qué no hubo mayor difusión de los impedimentos geotécnicos u otros para la habilitación de un ramal en la ladera este y así no alentar esperanzas en los vecinos?

Solo ahora, luego de la reunión de siete horas y media del jueves anterior entre la Alcaldía, representantes de Mi Teleférico y el Ministerio de Obras Públicas, se decidió hacer un estudio de demanda, cuando en realidad se debió empezar por ahí.

En el caso de Miraflores y la Línea Blanca, queda claro que no se puede “encajar” a la gente más transporte del que tiene, ni destruir el patrimonio y paisaje urbanístico existente; tampoco se puede dejar a los niños y jóvenes sin los pocos parques, plazas y áreas verdes que tiene La Paz.

Y si se termina de probar que no hay las condiciones de seguridad para la habilitación de un ramal en la ladera este, que esos recursos sean encaminados a villas o zonas que realmente los necesiten.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia