Columnistas

Equipamientos

El boom constructivo posmoderno de los últimos años nos amenaza con arrasarnos con tanto ‘progreso’

La Razón / Carlos Villagómez

00:06 / 15 de octubre de 2013

Urbanistas y arquitectos llamamos equipamientos a los edificios de uso público destinados a diversas actividades como salud, educación, deportes, entre otras, que son imprescindibles para la vida de toda sociedad urbana.

A principios del siglo XX, La Paz tuvo un desarrollo importante de sus equipamientos para estrenarse como la ciudad sede de los poderes del Estado y, por ende, la más importante del país por 100 años. Después de ese periodo de oro para nuestro desarrollo urbano, no supimos atender adecuadamente nuestras necesidades, y construimos pocos equipamientos hasta estos cinco últimos años, cuando comenzó el  boom constructivo posmoderno, que nos amenaza con arrasarnos con tanto “progreso”.

Como me encantan las analogías con el cuerpo humano, una vez más apelo a ellas. Hoy en día presenciamos la construcción de equipamientos en casi todas las zonas paceñas: hospitales de segundo nivel, centros de salud, unidades educativas, estaciones de  teleféricos, estaciones de intercambio, canchas de césped sintético, multicines, ferias, hoteles, restaurantes, mercados y universidades. Esta inserción de nuevos órganos al tejido urbano supone trasplantes trascendentales que requieren atención profesional. Cada equipamiento construido trae un enorme flujo de personas, y generalmente su localización no es motivo de un análisis detenido para una ciudad abigarrada que tiene una milenaria estrechez en sus calles y avenidas. Por nuestra endiablada topografía no podemos tener grandes avenidas o autopistas, y nuestra columna vertebral tiene pocos carriles. Grandes equipamientos en calles estrechas ocasionan colapsos urbanos o, hablando como galenos, crisis cardiovasculares. Como un síntoma de ello, sugiero recordar el drama que es pasar por un multicine en los días 2x1 y evocar también cómo son las entradas y salidas de los colegios. Nos amontonamos en escasos metros hasta llegar a un colapso nervioso o cardiaco. Estamos incorporando nuevos y grandes órganos a un cuerpecito de venas estrechas con arteriosclerosis múltiple.

Me alegro enormemente que la Piscina Olímpica esté de nuevo funcionando, que tengamos un campo ferial de verdad, que salud y educación tengan nuevas sedes o que estemos construyendo enormes estaciones, pero ¿qué pasará cuando todos entremos o salgamos apurados e histéricos de esos equipamientos? ¿Podremos racionalizar o proyectar un tráfico adecuado a esas obras?

Dos multicines más y terminaremos con los stocks de Prazolan, Lexotanil, Temperax o Dominium y, por culpa de la medicina natural, tampoco habrá lechuga en los mercados.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia