Columnistas

Errores bolivianos sobre el mar

Es conveniente que los bolivianos estudien seriamente la historia y no se dejen llevar por leyendas

La Razón / Ramiro Prudencio Lizón

00:01 / 28 de agosto de 2013

Han aparecido últimamente en la prensa dos publicaciones que demuestran el poco conocimiento que se tiene en el país sobre la cuestión marítima nacional.  Una de ellas se refiere al presidente Mariano Melgarejo y su relación con Chile. Allí se reitera el absurdo de que dicho mandatario habría cedido territorios a cambio de haber recibido regalos y prebendas de esa nación. La segunda publicación menciona una novelita del escritor francés Julio Verne, Un capitán de quince años, que relata un viaje en barco por la América meridional. En ella, uno de los personajes indica que el barco habría encallado en la costa de Bolivia. Para el articulista, esta declaración se convertiría en una prueba de que Bolivia tuvo mar en el siglo XIX. En su ingenuo entusiasmo, llega a proponer que ese libro sea declarado hasta “texto oficial” por parte del Ministerio de Educación.

Respecto a la segunda, cabe señalar que nunca Chile desconoció que Bolivia tuviese una costa marítima soberana en el océano Pacífico. Ya en los albores de nuestra independencia se suscribió el primer tratado entre las dos repúblicas, en octubre de 1833, durante el gobierno del mariscal Santa Cruz. Este acuerdo se denomina Tratado de Amistad, Comercio y Navegación. En su artículo 6 se expresa que: “Los buques bolivianos o chilenos pertenecientes a ciudadanos de una de las dos Repúblicas podrán llegar segura y libremente a todos aquellos puertos del territorio de la otra, a donde sea permitido llegar a los súbditos de la Nación más favorecida, pagando los mismos derechos  de puerto, tonelaje, práctico, fanal y otros que los buques nacionales”.

El  problema de límites entre los dos países comenzó en 1842, cuando Chile determinó que su límite norte era el paralelo 23º de latitud sur, quedando en su poder la zona de Mejillones, donde se habían encontrado importantes depósitos de guano. Pero lo fundamental es destacar que al norte del paralelo 23º, es decir, el territorio comprendido entre ese paralelo y el 21º30’, donde están ubicados los puertos de Cobija y Tocopilla, nunca estuvo en discusión con Chile, país que siempre reconoció en él la soberanía absoluta de Bolivia.

Para comprender la labor de Melgarejo con Chile, es menester hacer referencia al largo litigio por la posesión de Mejillones. Mientras Bolivia insistía en sus derechos territoriales hasta el grado 26º de latitud sur, Chile, por su parte, estimaba que el suyo abarcaba hasta la bahía de Mejillones y, consecuentemente, ocupó militarmente toda la costa litoral hasta el paralelo 23º. Nuestro país envió cuatro misiones diplomáticas a Santiago, desde el decenio de los 40 hasta principios de los 60, sin ningún resultado.

Lo que no pudieron esas misiones, dirigidas por eminentes diplomáticos, como Casimiro Olañeta, Macedonio Salinas, José María Santiváñez y Tomás Frías, lo consiguió el gobierno de Melgarejo: un tratado amistoso con Chile, que alejaba la guerra y recuperaba Mejillones para Bolivia. Ese tratado, suscrito en 1866, determinaba como límite de las dos naciones el paralelo 24ª de latitud sur, quedando en poder de Bolivia los cuestionados puertos de Mejillones y Antofagasta.

Es verdad que el mencionado convenio dejó un grave problema, difícil de resolver, la mancomunidad de la explotación entre los dos Estados de los guanos y minerales ubicados dentro del perímetro comprendido entre los grados 23º y 25º. Pero en ese momento fue imposible llegar a algo más definitivo, porque los dos países se habían disputado la posesión de los guanos de Mejillones por más de 20 años, y ninguno quería dejar esa gran riqueza en las manos del otro.

En consecuencia, es conveniente que los bolivianos estudien seriamente nuestra historia y no se dejen llevar por infantiles leyendas creadas por nuestros tradicionales odios políticos, que sólo han perturbado y confundido a nuestros gobernantes del pasado, impidiéndoles tratar el tema marítimo con la serenidad y objetividad que requiere tan trascendental asunto.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia