Columnistas

Escenarios poscumbre

Podríamos capear una crisis severa si llegamos a estructurar mercados locales sólidos

La Razón / Pablo Rossell Arce

00:28 / 15 de diciembre de 2011

Las frías cifras macroeconómicas no son, precisamente, tema que llame la atención de este su columnista. Después de todo, ¿qué emociones puede generar la contemplación de una cifra x o y de déficit fiscal?, ¿o, para el caso, el nivel de la tasa de interés de equilibrio? Concederé dos atenuantes en relación con lo que acabo de decir. Primero: por increíble que parezca, hay gente que sí llega a tener sentimientos sobre los temas macroeconómicos. Segundo: por poco que nos importen, los indicadores macro marcan tendencias acerca del entorno económico en el que se desenvuelve la mucho más sabrosa vida política de nuestra Bolivia. Y ese entorno le voltea la suerte a cualquiera, esto es, a cualquiera que no se la vea venir.

En pocos días veremos los resultados de la cumbre social convocada por el Presidente. Al respecto, sólo comento que dos grupos que parecían antagónicos están ahora persiguiendo un mismo interés económico en sus vidas. Dejo la incógnita a los más atentos lectores de noticias de La Razón.

Entrando al tema, esbozo aquí algunos escenarios. Según el excelente Panorama de la Inserción Internacional de América Latina, preparado por la CEPAL, en la última década, América Latina mira menos a los Estados Unidos: en 2000, EEUU compraba el 58% de las exportaciones latinoamericanas, y nosotros les comprábamos el 49% de nuestras importaciones. Hoy, Latinoamérica envía el 40% de sus exportaciones a EEUU, y le compra el 32% de sus importaciones. Asia, por su lado, es más importante: del 10% de las exportaciones latinoamericanas en 2000, en 2010 subieron a 28%. Nuestras importaciones de Asia subieron del 13% al 31,7% en esa década. Bolivia está pegada al Brasil, que compra más del 55% de lo que exportamos. A Asia le vendemos hoy el 16% de lo que exportamos, vs 1,4% hace 10 años.

Nuestros socios nos compran más mientras más prósperos sean. Esa la importancia del crecimiento: EEUU podría llegar a un raquítico 1,3% de crecimiento en 2012; Europa podría caer al -0,3% (cifras de The Economist), aunque Asia podría crecer en un 6,1% (Roubini Global Economics). Latinoamérica podría bajar del 4,5% al 4% (FMI). Estos escenarios deberían generar cautela: Asia, uno de los principales socios comerciales para América Latina no enfrentará problemas graves hasta 2013-2014. Eso puede darnos un respiro para pensar en un aterrizaje suave; es decir, prepararnos para una crisis más o menos grave, pero tomando previsiones en los próximos pocos años que nos quedan de relativa prosperidad.

En Bolivia dependemos mucho de los más de 15 mil millones de dólares que deberíamos invertir en los próximos años vía YPFB, Mutún e infraestructura pública. Después de 2014, esperaríamos poder capear una crisis más o menos severa si llegamos a estructurar mercados nacionales y latinoamericanos relativamente sólidos. He ahí el desafío.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia