Columnistas

España: rescate o ayuda

Las medidas orientadas para recortar los gastos fiscales no harán sino avivar la recesión económica

La Razón / Gabriel Loza Tellería

00:00 / 16 de junio de 2012

En medio de la crisis europea, la discusión actual es si el soporte financiero a España de $us 125 mil millones es una ayuda desinteresada o un rescate condicionado. La versión oficial es que es una ayuda, una línea de crédito o un préstamo favorable; pero como no hay almuerzo gratis, las condiciones vienen en la letra menuda.

Así, la línea de crédito que Europa otorga a España no implicaría ninguna “condicionalidad a las políticas del Estado, sino para los bancos que lo pidan”. Si bien no logró una recapitalización directa de los fondos europeos a los bancos españoles, como quería, el gobierno de Rajoy habría evitado un programa con condicionalidad macroeconómica. Además, España es la cuarta economía de Europa y no sería comparable con Portugal, Irlanda y Grecia ni tampoco Uganda, pese a que hace mucho tiempo estaba dentro de la denominación de países PIGS o de la periferia del área del euro.

Sin embargo, los mercados financieros no estuvieron atentos a estas explicaciones, puesto que la tasa de interés de los bonos soberanos españoles a 10 años subió después del anuncio hasta 6,8%, su máximo en los 13 años de la era del euro. La prima de riesgo, que es el sobreprecio exigido por los inversores por comprar deuda española en lugar de la alemana (la más segura la eurozona), superó los 540 puntos básicos, equivalente a 5,4%.

Tampoco las razones oficiales convencieron a las implacables (cuando les conviene) agencias calificadoras de riesgo, puesto que Fitch disminuyó este martes de forma sustancial la calificación de la deuda a largo plazo de 18 bancos españoles. Esta rebaja se lleva a cabo después de que recortara en menor medida la calificación de los dos mayores bancos: el BBVA y el Santander.

El problema es el déficit de 8,9% del PIB, y que las medidas orientadas a recortar los gastos fiscales no harán otra cosa que avivar la recesión económica, puesto que se esperaba una disminución del PIB de 1,7% para este año. El círculo vicioso es claro: los frágiles bancos españoles están quedando aún más débiles, debido a las consecuencias económicas del problema de la deuda pública, creada justamente por los mismos bancos.

Es posible que España esté bajo presión, ya sea de los mercados o de la troika (conformada por el FMI, el BCE y la Comisión Europea) para privatizar más compañías estatales. También estarán atentos a cómo maneja las deudas de las economías regionales, y a las reformas financieras que adopte, donde es posible que algunos de los bancos de ahorros regionales más pequeños, conocidos como cajas, tendrán que ser cerrados.

La cuestión es que se insiste en medidas parciales y graduales mientras el tiempo pasa. Así, el rescate o ayuda fue calificado como muy poco y muy tardío. El problema no sería tanto si sólo se circunscribe la crisis a Europa. La preocupación es que se le está juntando la ralentización del crecimiento de EEUU y la desaceleración económica de China e India, amenazando a la economía global.

Así, en lo que va un mes del problema español, el petróleo WTI, que usa Bolivia como precio referencial en los contratos de exportación de gas ha bajado de los precios a futuro de $us 94 el barril a $us 83,4 a principios de esta semana, equivalente a una disminución del 11%.

La recomendación es ya no sólo el monitoreo de la crisis, a través de una Unidad de Prospectiva, que se debía haber hecho hace mucho tiempo, si no la aplicación de medidas preventivas y correctivas por que hay nubes negras en la economía mundial.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia