Columnistas

Evo 2014, ¿oposición 2019?

Así como están las condiciones, 2014 puede resultar un nuevo mandato   para Evo Morales

La Razón / Rubén D. Atahuichi López

00:00 / 24 de septiembre de 2013

El país vive un fenómeno interesante desde hace algunas semanas: sin siquiera haber una convocatoria oficial para las elecciones de 2014, los partidos políticos comenzaron sus aprestos con ese fin.

El presidente Evo Morales acaba de “embolsillarse” Santa Cruz (fue histórica su presencia en la inauguración de la Expocruz); Samuel Doria Medina difunde por todo el país su iniciativa de Frente Amplio acompañado de su figura simbólica, la exguerrillera Loyola Guzmán; Juan del Granado, todavía de perfil bajo, intenta persuadir al electorado nacional a través de su ya conocida solidaridad con los indígenas (aunque Rafael Quispe le ha dicho que se aparte de esa lucha para evitar su politización); y Rubén Costas le perdió miedo al occidente, se pasea cuando puede por las ciudades del altiplano en su afán de legitimar su naciente partido político.

Así las cosas, nadie puede alegar demencia; todos se encuentran en plena campaña preelectoral. Algunos con más ventajas y condiciones que otros, eso sí.

Quien cuenta con más opciones pareciera ser Morales, quien tiene la oportunidad de ser proclamado en cada acto de entrega de obras o de gestión sin necesariamente decirle al electorado que vote por él. Costas tiene las mismas oportunidades, pero, en su condición de gobernador de Santa Cruz, sólo puede tener incidencia en esa región.

Y el Presidente apenas debe creer lo que le está pasando con Santa Cruz. Hace unos años era impensable que inaugurara la Feria Exposición de Santa Cruz; el viernes lo hizo. Otro hecho reciente que le favorece es la suspensión de una huelga que se aprestaba a desarrollar el Comité Pro Santa Cruz contra los resultados del Censo 2012.

Además de anuncios y entrega de obras importantes en el departamento bastión de la oposición, Morales afinó sus relaciones con el empresariado cruceño. Y, ojo, en agosto superó por primera vez a Costas en la intención de voto encargada por la revista Poder y Placer a Captura Consulting: 29,2% a favor, con relación al 26,4% de Rubén Costas.

Pero el Gobernador cruceño, jefe del Movimiento Demócrata Social (MDS), ha comenzado a mirar occidente, con el claro interés de cooptar electores para su posible candidatura. La semana pasada, de visita en La Paz, le hizo guiños al alcalde Luis Revilla, aunque hace unos meses tuvo un cruce verbal con Juan del Granado.

En cambio, el líder del Movimiento Sin Miedo (MSM) visita el país sin mucho ruido, aunque si tiene que hablar, lo hace en referencia a la violenta intervención policial que en 2011 sufrieron varios indígenas en Chaparina. Acaba de decirle no a Doria Medina, quien le había desafiado, con la persistencia que lo caracteriza, a pugnar por una candidatura única de parte de la oposición del Gobierno y del Movimiento Al Socialismo (MAS). A su vez el jefe de Unidad Nacional (UN) se ha rodeado de algunos cuadros políticos (Guzmán y los senadores Germán Antelo y Centa Rek, por ejemplo), que sin embargo no tienen mucho respaldo electoral ni son referencia nacional. Claro, conforma de a poco el llamado Frente Amplio.

Es posible que hasta el día de las elecciones las condiciones electorales sean distintas. Pero, así como están, 2014 puede resultar un nuevo mandato para Morales. Eso implicará que la oportunidad para su oposición, con más lecciones aprendidas, sea en 2019, la subsiguiente elección general. Por lo menos esta última tiene que apuntar a esa votación.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia