Columnistas

Excelentes relaciones sino-latinoamericanas

El Foro China-Celac ha inyectado un nuevo dinamismo en el desarrollo de las relaciones sino-latinoamericanas hacia un nivel superior. 

La Razón (Edición Impresa) / Liang Yu

01:10 / 27 de enero de 2018

El 22 de enero concluyó con éxito en Santiago de Chile la Segunda Reunión Ministerial del Foro China-Celac (FCC). El ministro de Relaciones Exteriores chino, Wang Yi, junto con los representantes de los Estados miembros de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), discutieron los planes de desarrollo para China y América Latina y el Caribe (ALC), logrando un nuevo encuentro transoceánico entre ambas regiones en la nueva era.

A principios de 2015, la Primera Reunión Ministerial del Foro China-Celac, celebrada en Beijing, plantó las semillas para el desarrollo de las relaciones sino-latinoamericanas, las cuales entraron en una nueva etapa, en la que la cooperación bilateral y la cooperación integral progresan paralelamente y se retroalimentan mutuamente. Durante los últimos tres años, la confianza política mutua entre China y América Latina se ha consolidado aún más, los intereses están más estrechamente integrados y las relaciones amistosas entre ambos pueblos se han profundizado. El Foro China-Celac ha prosperado e inyectado continuamente un nuevo dinamismo en el desarrollo de las relaciones sino-latinoamericanas hacia un nivel superior.

En octubre de 2017, el XIX Congreso Nacional del Partido Comunista de China (PCCh) propuso la construcción de “La Franja y la Ruta”, y la implementación conjunta de esta iniciativa como la dirección principal para la promoción de la cooperación internacional y la profundización del desarrollo económico y social chino en el futuro. Hace 400 años, el constante e inmenso flujo de mercancía en la Ruta de la Seda del océano Pacífico entre China y América Latina y el Caribe ya perfilaba el gran potencial para la construcción conjunta de “La Franja y la Ruta” entre China y ALC. Hoy en día, América Latina y el Caribe se ha convertido en una extensión natural de la ruta marítima de la Seda del siglo XXI, y un participante indispensable e importante en la construcción de “La Franja y la Ruta”.

En este último foro, sobre la base de este modelo para construir y compartir juntos, China y la Celac aprobaron tres documentos: la Declaración de Santiago, el Plan de Acción Conjunto de Cooperación en Áreas Prioritarias China–Celac 2019–2021 y la Declaración Especial de Santiago sobre la iniciativa de la Franja y la Ruta, que describen la nueva visión de beneficio mutuo y desarrollo compartido entre ambas regiones.

La reunión aglutinó el consenso de solidaridad y cooperación. La iniciativa de la Franja y la Ruta propuesta por el presidente Xi Jinping recibió una cálida bienvenida de todos los países participantes. Las dos partes acordaron que la construcción conjunta de la Franja y la Ruta proporcionará nuevos conceptos y perspectivas para la asociación de cooperación integral entre China y América Latina, y están dispuestas a realizar una actualización y un desarrollo creativo para la colaboración China-ALC bajo el proceso de la construcción de la Franja y la Ruta, forjando un nuevo escenario de cooperación sino-latinoamericana, con áreas más amplias, estructuras más optimizadas, motores más dinámicos y una calidad superior.

La reunión se centró en la acción conjunta para el desarrollo común. La Celac respondió positivamente a la propuesta china sobre la profundización del marco de cooperación “1 + 3 + 6”. Ambos lados construirán una mayor circulación entre los continentes y los océanos, fortaleciendo la cooperación en infraestructura e interconectividad, para formar una gran ruta transoceánica que articule Asia y América Latina y el Caribe. Se cultivará un gran mercado abierto y de beneficio recíproco, para impulsar la facilitación del comercio y la inversión y aumentar las exportaciones de países latinoamericano-caribeños a China, aprovechando la ocasión de la Expo Internacional de Importación de China.

Asimismo, se forjará una gran industria avanzada e independiente, acelerando la cooperación en la capacidad productiva y apoyando el establecimiento de un sistema industrial independiente y diversificado en América Latina lo antes posible. Por otro lado, se planea capturar la gran oportunidad del crecimiento innovador, con el fin de fomentar la cooperación en áreas emergentes y tomar el camino de desarrollo con características innovadoras y ecológicas. Se desplegará grandes intercambios sobre la base de igualdad y confianza mutua, expandiendo los aprendizajes mutuos en el terreno humano-cultural a fin de consolidar la base del desarrollo a largo plazo entre China y ALC.

La reunión definió un camino de beneficio mutuo en el que todos ganan. Los tres documentos finales aprobados reflejan la clara voluntad de profundizar la cooperación y la búsqueda de un desarrollo común en la próxima etapa de ambos lados. La reunión elaboró medidas específicas para los campos prioritarios de cooperación como la política, la seguridad, el comercio, la inversión, las finanzas, la infraestructura y el transporte; y dio inicio a las nuevas áreas cooperativas como la lucha contra la corrupción, las drogas y el crimen cibernético, lo cual destaca nuevas percepciones como el desarrollo impulsado por la innovación y la sostenibilidad verde.

Bolivia es un país importante en América Latina, con una historia milenaria y una cultura diversificada, gente hospitalaria y excelentes dotes naturales, cuya influencia en el escenario regional e internacional es cada vez mayor. En los últimos años, con atención y promoción personal de los líderes de China y Bolivia, las relaciones entre los dos países han entrado en el mejor período de la historia. El Sr. presidente Evo Morales ha visitado China tres veces. China se ha convertido en el segundo socio comercial y en el mayor proveedor de financiamiento de Bolivia, que hoy en día representa un socio importante y confiable de China en ALC. Durante la reunión en Santiago el ministro de Relaciones Exteriores de China, Sr. Wang Yi, sostuvo una reunión fructífera con el Sr. canciller Fernando Huanacuni. Los dos están de acuerdo en aprovechar la oportunidad de construir conjuntamente la Franja y la Ruta, y en que ambas partes deben profundizar la potencialidad del desarrollo de las relaciones sino-bolivianas, para beneficio de ambos países y de sus pueblos, bajo el marco cooperativo del Foro China-Celac.

Tomando esta reunión como un nuevo punto de partida, estoy convencido de que China y América Latina y el Caribe continuarán avanzando unidos en el proceso de la construcción de la Franja y la Ruta. Y bajo este marco, la cooperación China-ALC definidamente traerá nuevas oportunidades para estrechar los lazos sino-bolivianos y el desarrollo económico-social de Bolivia.

Tenemos una fuerte esperanza de que podemos trabajar juntos con todas las partes, Bolivia incluida, con el objetivo de hacer crecer sin cesar el Foro China-Celac y convertirlo en un propulsor potente que llevará las relaciones sino-latinoamericanas a un nivel más alto y brillante.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia