Columnistas

‘FIFA: ONG y nido de ladrones’

Sería un despropósito que las investigaciones se circunscribiesen solamente a la gestión de Carlos Chávez

La Razón (Edición Impresa) / Cé Mendizábal

03:14 / 10 de junio de 2015

El reconocido periodista inglés John Carlin escribió hace unos días una nota que fue traducida por El País de Madrid con el título FIFA: ONG y nido de ladrones (01/06/2015), en la que, basándose en buena medida en el libro investigativo Omertá: la FIFA de Sepp Blatter, familia del crimen organizado, del escritor escocés Andrew Jennings, se detalla una serie de prácticas corruptas de dirigentes del fútbol mundial.

El escándalo ha tocado nuestras puertas y hay una fuerte presión que pide la renuncia e investigación del actual presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), el señor Carlos Chávez. Más allá de lo justo del pedido, en el que se han embarcado desde el Presidente del país hasta el Ministro de Deportes y el Fiscal del Estado, lo que llama mucho la atención es la ausencia de una investigación profunda, pormenorizada y detallada sobre los manejos de la citada federación en gestiones anteriores, materia que debería asumir de oficio el Ministerio de Transparencia Institucional y Lucha contra la Corrupción.

En varias oportunidades se ha mencionado e intentado trabajos periodísticos (digamos, el del periodista Rolando Carvajal) sobre un tema espinoso: el manejo de las entradas otorgadas a la FBF por la FIFA para el Mundial de 1994, al que el país había obtenido el derecho de asistir. En algún caso, apenas se obtuvieron descargos parciales del presidente de la FBF en ese entonces, el señor Guido Loayza, así como de la persona que presuntamente recibió aquellas entradas para beneficiarse con su posterior reventa, el señor Marcelo Claure, cuando lo que corresponde es que ambos brinden un descargo serio, bien documentado y debidamente contrastable en diferentes fuentes sobre el manejo de esos recursos.

Como señala el artículo de Carlin, una de las prácticas comunes de los “fabulosamente ricos” (sic) Jack Warner y Chuck Blazer (presidente de la Concacaf entre 1990 y 2011, el primero, su secretario general, el segundo, desde la que garantizaban 35 votos para las reelecciones de Blatter) fue el manejo oscuro de recursos salidos de los mundiales. Dice textualmente el citado artículo: “Blazer, un señor obeso de 70 años que tenía un blog en el que escribía sobre sus restaurantes favoritos, ganó su dinero a través de comisiones provenientes de patrocinadores y de la venta de derechos de televisión. Engordó sus cuentas bancarias aún más con la reventa de entradas para los Mundiales (...)”.

Creo que sería un total despropósito tanto del Gobierno como de otras instancias, incluido el periodismo, que las investigaciones se circunscriban solamente a la gestión de Carlos Chávez (hoy prácticamente linchado), puesto que, como bien señala el proceso llevado por el FBI por boca de la fiscal General de Estados Unidos (Loretta Lynch), la corrupción “es rampante y sistemática” y con esquemas que, hasta donde se ha podido ver, provienen desde 1990. Eso debe llevar a que se exija explicaciones y documentación clara y válida tanto al señor Guido Loayza como al señor Marcelo Claure no solo sobre las mencionadas entradas, sino sobre el manejo de los patrocinios, contratos televisivos y publicidad, respetando en cada caso la presunción de inocencia, pero también bajo el imperio del viejo apotegma: el que nada tiene, nada teme.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia