Columnistas

Feinmann, sin permiso

‘Tinelli es una gran imagen de este país para vergüenza de cada uno de nosotros’ (Pablo Feinmann)

La Razón (Edición Impresa) / Freddy Morales

00:00 / 15 de noviembre de 2014

José Pablo Feinmann, filósofo, escritor y conductor de radio y televisión argentino, devolvió la semana pasada la distinción “Personalidad destacada de la cultura” que le otorgó  la Legislatura de  la ciudad de Buenos Aires, a modo de protesta porque el mismo premio también le fue conferido a Marcelo Tinelli, presentador del programa ShowMacht, empresario, periodista deportivo, dirigente del club San Lorenzo de Almagro y productor argentino.

La explicación de Feinmann circuló en voz propia por las redes sociales. Sin autorización expresa he decidido transcribirla, porque Tinelli tiene en Bolivia a pésimos imitadores (y un pésimo imitador copia lo peor). Hace años que tenemos nuestros “Tinelli” en radio y televisión. Adoptan un tonito argentino y dicen palabrotas junto a chistes de pésimo gusto. Aprovecho este espacio para reproducir parte de la justificación de Feinmann, porque trata de un tema y de un debate que hace años tenemos pendientes:

“No quiero tener ese premio y quiero que éste sea un gesto en el cual se sepa que no se puede premiar la anticultura, el antipensamiento. Yo no digo que el programa del muchacho no sea ideológico.

Es totalmente ideológico, porque es la tarea de idiotizar al receptor. El tipo que llega, se pone a ver la tele y lo que ve es todo mentira, sobre los tv-culos —ustedes perdonen pero yo prefiero decir culo y no trasero, me siento un idiota cuando digo trasero— (...). Ese programa no tiene nada que ver con la democracia, porque la democracia requiere ciudadanos lúcidos, ciudadanos que sepan valorar el pensamiento, la cultura a partir de sí mismos, y cuando lleguen a su casa no sean idiotizados. Eso (Showmacht) es la opción que le dan, es basura, porque queremos que seas basura para que no pienses, para que te pensemos nosotros, para que te hablemos nosotros, para que digas lo que nosotros decimos, lo que pienses, lo que nosotros pensamos, para eso, para que seas un sujeto colonizado (...). Tinelli es una gran imagen de este país para vergüenza de cada uno de nosotros, porque todos los ciudadanos de un país no solo son responsables de lo que pasa, sino de lo que no pueden evitar que pase (...). A los intelectuales que están en la llamada oposición les digo —Miren qué cultura se viene: esa concepción de la cultura idiotizante, antidemocrática, porque no hay nada más antidemocrático que un pueblo idiota (...). Por eso el poder mediático lucha tanto por tener tanto, por cada boca que tienen, tienen 20.000, 30.000 idiotas más a los que colonizan (...). Estamos empezando a grabar la octava temporada de Filosofía aquí y ahora.

Cuando yo empecé ese programa dije —Aunque usted no lo crea, éste es un programa de filosofía por televisión, y aunque usted no lo crea, doña Rosa es una mentira, doña Rosa es un invento de los mediocres que necesitan decir que se dirigen a una mediocre para hacer programas mediocres. La primera vez que fui a un programa durante la democracia, el locutor, cuando empiezo a decir algo más o menos complicado, me dice —Shh, cuidado, ¡doña Rosa! Le digo, —quién es doña Rosa. Doña Rosa tiene que entender, me responde. No, doña Rosa no tiene que entender, nosotros tenemos que hacer que doña Rosa se suelte, dé un salto y entenderá todo. A doña Rosa no le es imposible nada. Doña Rosa puede leer la Lógica de Hegel, puede leer la Fenomenología del Espíritu, solo es cuestión de ofrecerle estos materiales, solo es cuestión de respetarla (...)”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia