Columnistas

Festival de música Renacentista y Barroca

Podremos disfrutar de un evento reconocido en el mundo como el más importante de su género.

La Razón / Homero Carvalho

01:18 / 01 de abril de 2012

Santa Cruz de la Sierra no es solamente la ciudad de las mujeres bonitas, es también  sede de grandes festivales internacionales como el de teatro, el de cine y el de Música Renacentista y Barroca Misiones de Chiquitos, que este año alcanza su novena versión.

Entre el 26 de abril y el 6 de mayo, se ofrecerán más de 100 conciertos en 13 sedes, tanto en el departamento de Santa Cruz como en el Beni, y ahora también en Villamontes, Tarija. Durante estas fechas podremos disfrutar de un acontecimiento especial, reconocido en el mundo entero como el más importante de su género.

La idea del festival partió del afortunado hallazgo de 7.000 hojas antiguas de música sacra en poder del cabildo de San Ignacio de Moxos y 5.500 en las misiones chiquitanas, que datan de los siglos XVII y XVIII; melodías compuestas por músicos europeos y nativos, guardadas celosamente por los indígenas tras la expulsión de los jesuitas en 1776. ¡Toda una riqueza cultural!

El desafío de organizar un encuentro con estas características, nunca antes realizado en Bolivia, lo afrontó desde 1994 un grupo de grandes gestores culturales, que fundaron la Asociación Pro Arte y Cultura (APAC) de Santa Cruz, integrado, entre otros, por personalidades como Marcelo Araúz, Cecilia Kenning, Alcides Parejas y Piotr Nawrot, apoyados por una gran equipo humano que trabaja, en algunos casos ad honorem, y que en 1996 culminó exitosamente con la primera versión bajo los objetivos de preservar y difundir este invaluable tesoro cultural boliviano.

Cada dos años, solistas, coros, orquestas y ensembles de todo el planeta buscan ser incluidos en la lista de invitados para participar de este festival que ha cambiado la vida de las misiones de una manera extraordinaria. Este año vienen grupos de Europa, de Asia, de los Estados Unidos, de Centro y Sud América. Los extranjeros nos brindarán 55 conciertos y los nacionales más de 40, porque de lo que se trata también es de destacar a nuestros músicos e integrarlos al concierto internacional.

Me acuerdo, todavía con emoción, que en 1996 estuve presente con Carmen, mi esposa, en la inauguración del primer festival que se realizó en la hermosa iglesia misional de Concepción, uno de los pueblos que integran el circuito jesuítico declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco en 1990, junto a San Rafael, San Javier, San Miguel, Santa Ana y San José. En esa inolvidable ocasión, un coro de niños chiquitanos interpretó una melodía sacra en el templo en cuyo imponente frontis dice: “Casa de Dios y puerta del cielo”, y fue tanta la emoción que sentimos que se nos cayeron las lágrimas.

Sin embargo, en estos tiempos de descolonización, algunas preguntas rondan mi cabeza, si el Festival Internacional de Música Renacentista y Barroca Americana Misiones de Chiquitos es un espacio para reconocer, admirar y disfrutar de una música nacida bajo el influjo de la cultura religiosa de una determinada época colonial, eminentemente colonial por cierto, ¿qué hará el Viceministerio de Descolonización al respecto? ¿Lo prohibirá? ¿Asistirá el Ministro de Culturas a la inauguración del mismo? Sólo Dios, quien inspiró esa música, lo sabe.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia