Columnistas

Firma digital en Bolivia

La adopción de las nuevas tecnologías como la firma digital puede contribuir al crecimiento del país

La Razón (Edición Impresa) / Erwin Freddy Calle

00:05 / 28 de marzo de 2018

Uno de los beneficios de internet es el posible envío de información a cualquier parte del planeta, optimizando así el tiempo y facilitando los trámites y operaciones que antes eran difíciles de concretar. Sin embargo, esta tecnología también implica algunos riesgos; por ejemplo, los contenidos digitales pueden ser alterados con facilidad, a veces no es posible determinar con certeza el autor de un documento o éste puede negar su autoría. No obstante, las firmas digitales pueden contribuir a subsanar estos riesgos.

En efecto, esta herramienta tecnológica nos permite aplicar ciertos algoritmos matemáticos a un contenido determinado para asegurar el origen de un documento o mensaje y verificar que éstos no han sido alterados. La firma digital es una secuencia única de números y letras que vinculan al firmante con un documento electrónico. Para rubricar de esta manera, una persona necesita dos claves asociadas entre sí, que se genera utilizando funciones criptográficas. Una de estas claves es secreta, impidiendo que otros imiten la firma de los usuarios. La segunda clave es pública y sirve para que el destinatario pueda verificar la firma hecha por el autor y constatar su autenticidad.

Mediante una función matemática, el firmante genera una huella digital del mensaje, la cual se cifra con la clave privada. El resultado es lo que se denomina “firma digital”, la cual es enviada adjunta al mensaje original. De esta manera el firmante adjunta “una marca” única para dicho documento, que solamente él es capaz de reproducir. Para verificar el mensaje, cuando éste es recibido se genera una huella digital, luego el receptor descifra la firma digital utilizando la clave pública del firmante. De esta manera obtiene la huella digital del mensaje original. Si ambas huellas digitales coinciden, significa que no hubo alteración y que el firmante es quien dice serlo.

En Bolivia la Aduana Nacional está implementando este tipo de firma para modernizar los trámites aduaneros, a partir del Sistema Único de Modernización Aduanera (SUMA). A ella se suman el Registro Único para la Administración Tributaria Municipal (RUAT), la Autoridad del Sistema Financiero (Asfi), algunos ministerios (otros están en proceso), y la mayoría de los legisladores de la Cámara de Diputados.

Al respecto, el exgerente de la Aduana Nacional Rodolfo Villalba Peñarrieta indica que esta herramienta “es muy positiva, ya que el creciente incremento de las operaciones de comercio exterior requieren que los operadores cuenten con herramientas de facilitación”, a tiempo de aclarar que “la implementación de la firma digital ha permitido descongestionar la fase administrativa y permitir prestar un mejor servicio al usuario”.

De manera coincidente, Albert Gualberto Orihuela Ravaza, asesor de la Segunda Secretaría de la Cámara de Diputados, resalta la importancia de socializar la firma digital “tanto en entidades públicas como privadas, a objeto de dar a conocer a la población en general los beneficios y utilidades de esta herramienta tecnológica, que permitirá la inclusión digital y social de las y los bolivianos”.

Por todo lo señalado, se puede afirmar que la implementación de la firma digital en Bolivia es algo muy positivo, ya que la adopción de las nuevas tecnologías puede contribuir al crecimiento de nuestro país, poniéndonos a la par de las naciones vecinas.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia