Columnistas

La Florida

Por su ubicación y entorno natural, La Florida es uno de los barrios más lindos de La Paz

La Razón / Patricia Vargas

00:28 / 26 de enero de 2012

El seguir escribiendo sobre la ciudad es esencialmente pensar que su lectura necesita comprender las distintas realidades que propone, y ello también significa (independientemente de captar necesidades) el plegarse a sus valores y gozar de las visiones efímeras. Empero, hay momentos en que transmite sensaciones de angustia porque se la siente inhóspita.

La Florida —como ya se dijo en algún otro artículo— fue un territorio que proveía de insumos agrícolas y ganaderos a la ciudad de La Paz, conjuntamente con Calacoto. Todos ellos eran extraídos de la gran Lechería, unidad agraria y ganadera.

En 1880, las chacaritas abarcaban el 40% del territorio que hoy es el centro de esta ciudad, lo que limitaba el crecimiento urbano. Sin embargo, el movimiento migratorio —que de 180 mil habitantes que se proyectaba para la quinta década del siglo XX, creció a 300 mil— impulsó a ampliar el trazo urbano y a poblar la zona Sur, cuya venta sorpresiva de terrenos cubrió rápidamente —según escritos— la deuda al Banco de la Nación.

La Florida es uno de los barrios más lindos de La Paz, y esto principalmente por su ubicación y su entorno natural. La parte central de esa urbanización, donde nacieron las primeras residencias,  cualifica aquello, ya que allí se emplazan los inmuebles de antaño que, con mesura, muestran su presencia. Todo ello apoyado por importantes muros de cerco con pino cortado, característica singular de La Paz.

En las últimas décadas del siglo XX, se edificaron residencias de grandes superficies, donde la exuberancia en algunas de ellas —en sus formas, dimensiones y colores— forma parte de la imagen de los nuevos sectores de ese barrio, incluidas las recientes urbanizaciones.

Hoy, sin embargo, La Florida presenta alguna edificación en altura, cuya presencia extrae apreciaciones duras y molestas de los vecinos. Y por lo que se observa, parece inevitable la construcción de otras tantas en áreas que bordean el río.

Si bien actualmente es muy difícil planificar las ciudades contemporáneas, se están tomando importantes decisiones respecto a cómo responder a la inevitable velocidad en que se desarrollan actualmente. Cabe recordar, por ejemplo, que las grandes metrópolis del Asia crecen 500 kilómetros  por año, por lo que es un gran desafío proyectarlas. Empero, son tiempos en que las urbes se renuevan, porque ello trae consigo infinitas visitas y, por tanto, importantes ingresos económicos. Esto fundamentalmente cuando su concepción consigue buenas respuestas.

Así, ese repertorio de metas conlleva a que la arquitectura sea la generadora de la vida urbana actual, cuya intervención —sin nostalgia y sin prejuicios— colabore en redefinir respetuosamente la ciudad.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia