Columnistas

‘Fumata nera’

Esta corriente de retorno hacia el centro-centroderecha-derecha no es privativa de Europa

La Razón (Edición Impresa) / José Rafael Vilar

02:36 / 12 de mayo de 2015

Fumata nera (humo negro) es la decepcionante señal durante la elección de un nuevo papa que los asistentes al cónclave en la Capilla Sixtina no han llegado aún a acuerdo, a diferencia de la fumata bianca. Últimamente los encuestadores no han acertado en sus fumatas. En las últimas elecciones del Reino Unido, los augurios avanzaban la victoria del laborismo con un programa mucho más a la izquierda que el que tuvo Tony Blair y daban una estrepitosa caída a los conservadores del primer ministro David Cameron, incluso sin poder formar. Los resultados no pudieron ser más disímiles: Cameron y sus tories ganaron más espacios que los que tenían antes y podrán gobernar en solitario, los laboristas se cayeron fuertemente, los antieuropeístas casi desaparecieron y los independentistas escoceses crecieron nueve veces en diputados. Lo mismo había pasado antes en Francia y en Colombia, por citar algunos cosos de ambas costas.

Francia es un buen ejemplo tanto para los errores de sondeos como las actuales preferencias conservadoras. En 2012, el socialista François Hollande venció al entonces presidente Nicolas Sarközy de Nagy-Bocsa, del partido de centroderecha-derecha Unión, al frente de un Movimiento Popular (UMP) cuyo programa era muy similiar (entonces) al de los laboristas británicos que perdieron ahora; mientras que la derecha radical de Marine Le Pen y su Frente Nacional quedaron en un lejano tercer lugar. Tres años después, en las departamentales, la UMP venció ampliamente (13% más) a la coalición de izquierda, y el Frente Nacional les quedó muy cerca (favorito, no ganó como le auguraban los encuestadores).

Tomo los casos de Francia y Reino como ejemplos de retorno al conservadurismo, pero no son los únicos, hay varios otros en Europa, incluyendo a Grecia. Si en España se adujo que Podemos jalaría a la izquierda bolivariana, falta ver si hasta las elecciones generales de diciembre su caudal electoral se sigue desinflando en favor de la derecha pragmática (Esperanza Aguirre y afines) y el centro (Ciutadans) se sigue desinflando, a la vez que los dos partidos socialdemócratas (el de centro, Socialista, y el de derecha, Popular) se reubican en un cuarteto de preferencias con posiciones no definidas, dando sepultura al bipartidismo.

Esta corriente hacia el centro-centroderecha-derecha no es privativa de Europa, en Japón Shinzo Abe fue reelegido con una propuesta claramente de derecha; Park Geun-hye logró el poder también con un discurso a la derecha, y hasta el pragmatismo del nuevo presidente chino Xi Jinping es un giro hacia posiciones más liberales (en economía).

¿Y Latinoamérica? Los malos resultados económicos en países bolivarianos y afines (Venezuela, Argentina, Brasil) y los escándalos de corrupción bajo gobiernos de izquierda (Brasil, Venezuela, Argentina, Nicaragua, incluso Chile y Bolivia) son algunos motivos que han dado resultados poco halagüeños o adversos a gobiernos denominados de izquierda como Venezuela en las elecciones generales de 2014, Ecuador en sus regionales de 2014 y Bolivia en 2015. ¿Y qué pasará en EEUU para 2016? 

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia