Columnistas

Un G77+China electoral

No fue casual que Evo anunciara su campaña un día después de terminada la cita cónclave

La Razón (Edición Impresa) / Rubén D. Atahuichi López

03:17 / 17 de junio de 2014

Cuando el 7 de noviembre de 2013 Bolivia fue elegida como la sede de la cumbre del G77+China, el bloque de 133 países emergentes que acaba de reunirse en el país y plantear un borrador de los próximos retos del milenio, el presidente Evo Morales no dudó en que la cita fuera en Santa Cruz de la Sierra.

Con un ascenso político interesante en ese departamento, en el que marcha primero en las encuestas sobre intención de voto, el Mandatario consideró oportuno consumar su hegemonía en esa región con un evento de trascendencia internacional, que además de ubicar al país y la capital oriental en la opinión mundial, implicó inversión y obras de infraestructura, logística u hotelería, de aproximadamente Bs 560 millones.

En poco tiempo, el Gobierno logró sinergias en ese propósito con el gobernador Rubén Costas y el alcalde Percy Fernández, dos líderes políticos con mucha aceptación respectivamente en el departamento y en la ciudad. Así, la organización de la cumbre encontró una vía expedita, considerando que hace poco más de siete años era imposible una coordinación similar, mucho más en una iniciativa gubernamental.

En las últimas semanas fueron recurrentes las apariciones de Morales, Costas y Fernández en actividades previas a la reunión del G77+China. El Presidente intercambiando sonrisas y cortando cintas con el Gobernador o de la mano (literal) con el Alcalde; las escenas causaron simpatías entre sus militantes.

Los cruceños, que suelen mostrarse desinteresados ante los desencuentros políticos entre esos dirigentes, quizás se sintieron conmovidos por la confluencia de objetivos y el despliegue de esfuerzos de parte de esas autoridades.

Además de Costas y Fernández, que tienen un fuerte caudal político en su región, aparentemente los que recuperan réditos políticos con la cumbre del G77+China aparentemente son Morales y su partido, el Movimiento Al Socialismo (MAS), que necesitan del voto cruceño para lograr la reelección en los comicios del 12 de octubre. Eso lo saben sus detractores…

Aunque para el ciudadano común no fue fácil comprender la dimensión de la reunión a la que asistieron una veintena de mandatarios y representantes de 119 Estados, a diferencia del Gobernador y el Alcalde, políticos como Samuel Doria Medina y Germán Antelo, ambos del Frente Amplio, cuestionaron los gastos, de los que dijeron pudieron utilizarse mejor en educación, salud o servicios básicos. Y en el Twitter, la diputada María Cristina Viscarra se encargó de desahuciar casi uno a uno a los gobiernos y países del bloque, a los que consideró dictatoriales y corruptos.

La cumbre, arropada por el mismísimo secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, ha sido un buen pretexto electoral para Morales en Santa Cruz, territorio electoralmente difícil. Allí se ha desarrollado uno de los encuentros más históricos que le tocó organizar al país.  No fue casual que el Jefe del Estado anunciara su campaña por la reelección un día después de terminado el cónclave. Los votos de octubre dirán si estuvimos en lo cierto o no; fue el G77+China electoral.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia