Columnistas

Genios

En este mes aniversario quiero recordar al gran artista, al genio individual de esta ciudad

La Razón / Carlos Villagómez

00:52 / 09 de julio de 2013

En este mes aniversario quiero recordar al gran artista, al genio individual de esta ciudad. Con su arte nos enseñaron que una mirada sensible es más que cualquier texto de sociología o de urbanismo. Con ellos, todos los paceños y paceñas tenemos una deuda estética casi impagable.

Arturo Borda (1883-1953) nunca dejará de sorprendernos. Sus temas fueron tan lúcidamente extraídos de su contexto social y natural que quedarán por pertenencia y trascendencia. Borda pintó imágenes míticas o brutales de nuestra cultura, ya sea glorificando al ser ancestral del Ande, como también hundiéndonos críticamente en la basura que ahora construimos. Y para despejar dudas: Borda quedará como el pintor del símbolo por excelencia de los paceños: el Illimani. 

Jaime Saenz (1921-1986). Es quizás en su novela Felipe Delgado en la que Saenz condensa esa visión hondamente intimista y fuertemente local que nos lleva y proyecta hacia los tópicos universales y atemporales: vida, amor y muerte. Él fue capaz, como pocos de los nacidos en este valle andino, de ver y sentir el universo en una humilde chingana, en el chiribitil “La mariposa mundial”, donde creó su firmamento como un  espacio inabarcable de caos y orden, y su espíritu se entronizó entre el espanto etílico y el júbilo poético. Marina Núñez del Prado (1910-1995). Si somos una ciudad en las montañas, ¿quién si no Marina para esculpir nuestro paisaje en piedra? ¿Quién si no ella para representar en metal a nuestras mujeres, libres y altivas, suspendidas por el viento?

Emilio Villanueva (1882-1970). Sigue siendo el único arquitecto que supo plasmar en los espacios y detalles que diseñó para esta ciudad (sobre todo para el Monoblock de la UMSA) un estilo regional y global, una impronta local y universal. Además, Villanueva fue un pensador multifacético que contribuyó considerablemente a la cultura paceña.

Antonio Eguino (1938-). Hace unos meses volvimos a ver su película Chuquiago. Ese retrato socio-topográfico, ilustrado con bellas imágenes de esta ciudad, captadas por la mirada sensible de Antonio, siguen estética y socialmente vigentes. Podrán invertirse los personajes pero Chuquiago será siempre un retrato emotivo de lo que somos.

Wara (1970-). Hace 40 años asistí al Teatro Municipal para escuchar el estreno del disco Maya, y no dejó de sorprenderme el carácter vanguardista de su arte. Con la recuperación de la música ancestral (Aymara) y la recreación de los ritmos populares y urbanos (Collita), ellos se adelantaron a su tiempo. Wara cantaba en los 70 lo que vivimos ahora: nuevas emergencias sociales y políticas; es decir, compusieron esas declaraciones artísticas cuando los actuales mandatarios entraban en la pubertad.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia