Columnistas

Guerra sucia en la red

Las campañas electorales han estado plagadas de estas cuentas falsas que actúan como ‘trolls’

La Razón (Edición Impresa) / Eliana Quiroz

01:16 / 22 de febrero de 2016

El ejercicio preelectoral del referéndum 2016 ha constituido la presentación en sociedad de las redes sociales en Bolivia; es la primera vez que quien más y quien menos habla de la influencia de éstas en la campaña. Aunque lamentablemente ha sido un evento marcado por la guerra sucia, con algunas excepciones. Como hace notar Rafael Archondo, el lado positivo fue la participación de miles de personas informando y opinando acerca de un mismo evento e incluso ejerciendo control social. Crowdsourcing se le dice, y cuando se lo vive, suele ser muy gratificante. “Hay una ola de datos que sale de todas partes... decenas de detectives en sus computadoras dispersas, pero articuladas, dando datos, a veces fallidos, pero en depuración constante, ahora se investiga en patota y con la indignación en la sangre”, dice Archondo.

Sin embargo, lamentablemente el tono dominante y con lo que se queda la mayoría de los usuarios es la guerra sucia, plagada de mentiras, lo que incrementa la desconfianza en estos espacios. Y esto porque, con el afán de usarlos para las tareas proselitistas, las campañas han decidido utilizar el anonimato para crear cuentas falsas o “terceros aliados”, como los llaman algunos. Las campañas han estado plagadas de estas cuentas falsas que actúan como trolls, insultando y mintiendo, sin límites legales ni éticos, apostando a sacar lo peor de nosotros.

El anonimato en internet es un derecho, pero puede ser mal utilizado, y es lo que hicieron ambas campañas. Esto fue un juego irresponsable en el que uno da el primer golpe, el otro responde con otro golpe, y cuando ya no se dan cuenta, terminan ambos con un arma en la mano, y no saben cómo parar.

No podemos perder humanidad y seguir insultando, buscando sacarle partido a la situación cuando hay muertos. Ese es el momento en el que el juego de las campañas pierde sentido y hay que parar, ser capaz de mirarse con vergüenza, reconocerse en el otro y buscar calma. La guerra sucia en las redes sociales y fuera de ellas se ha desbocado, y lo que queda lamentablemente es una mala lección aprendida. No nos equivoquemos, las redes sociales no son sensibles a los trolls, los insultos, las arengas sin conversación. Así no se ganan votos, solo se hace daño y se deteriora el espacio público virtual.

Tal vez lo único reconfortante en internet, después de la desgracia en El Alto, es que las cuentas reales se hacen notar otra vez dejando de lado a los trolls. Se siente gente detrás de la pantalla nuevamente (aún hay trolls que se animan a seguir insultando ante el dolor, pero ya son menos), la gente sabe que el calor humano (lo que alcance a llegar por estos medios electrónicos) es necesario ahora.

Es ciberactivista y burócrata.

blog: www.internetalaboliviana.wordpress.com

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia