Columnistas

Hablar de corrido

La propiedad del cerebro de guardar información es uno de los aspectos más evasivos y complejos

La Razón (Edición Impresa) / Alejandro F. Mercado

02:14 / 25 de abril de 2015

Hace unos años, al entrar a una cafetería me encontré con un colega que, estimo, en ese momento tendría unos 75 años. Conversamos sobre varios temas académicos y a mi pregunta sobre el porqué había dejado de dictar clases, me respondió —Cuando llegas a cierta edad, ya te es difícil hablar de corrido. Sonreí y él se apresuró en acotar. —No te rías, lo cierto es que cuando uno empieza a olvidarse algunas palabras, lo mejor es retirarse de la cátedra antes de ser motivo de burla por parte de los estudiantes. A la fecha este colega ya falleció y guardo un buen recuerdo de quien en algún momento fue mi profesor.

Aunque la propiedad del cerebro de guardar información es uno de los aspectos más evasivos y complejos para la neurología, han sido tres observaciones las que han guiado esta investigación. La primera de ellas ha sido observar cómo las personas mayores guardan muy bien los recuerdos pasados, pero les es difícil recordar fenómenos recientes. Por ejemplo, el abuelo recuerda con lujo de detalles algún suceso, pero se olvidó que ya nos lo contó muchas veces. La segunda es el hecho de que existen personas que tienen una memoria privilegiada. Muchas veces se dice que cierta persona tiene una memoria de elefante, aunque la analogía no sea correcta. La tercera es que nos es más fácil recordar la conferencia que escuchamos hace dos días que recordar qué es lo que almorzamos ayer.

Respecto al primer aspecto, el hecho de que las células nerviosas sean muy ricas en ácido ribonucleico, base para la síntesis de las proteínas, dio pie a considerar la posibilidad de que la memoria estaría almacenada en dichas moléculas proteínicas. Con el paso de los años las células pierden su capacidad de realizar la síntesis señalada, mucho más aún si las mismas no se ejercitaron en dicha tarea, de la misma forma que perdemos más masa muscular quienes no hicimos deportes.

Sobre lo segundo, cabe destacar que las moléculas de ácido ribonucleico se forman en los cromosomas en correspondencia a nuestra estructura de moléculas de ácido desoxirribonucleico, lo que podría llevarnos a suponer que cada uno de nosotros, por herencia genética, tenemos incorporada cierta capacidad de memoria, una especie de disco duro de distinta capacidad para cada persona.

Tercero, al parecer cuando nuestros sentidos nos informan sobre cierto fenómeno, subconscientemente nuestro cerebro ordena la síntesis de proteínas o no lo hace, en correspondencia a si debe almacenar o no esa información, de la misma forma que nuestro ordenador nos pregunta: ¿desea guardar este archivo?

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia