Columnistas

IX Encuentro de lesbianas feministas-Abyayala

La Razón / Julieta Paredes

00:00 / 18 de noviembre de 2012

En Copacabana, pequeño pueblo a orillas de nuestro lago Titicaca, lugar ancestral de ritos de las mujeres, sitio sobre el cual la invasión colonial construyó una Iglesia Católica, con una Virgen morena en su altar, tuvo lugar el IX Encuentro de Lesbianas Feministas de Latinoamérica y el Caribe-Abyayala, como una forma de cooptar la energía que circula en este espacio y que revitaliza, desde las mujeres, a las comunidades y a los pueblos que lo rodean.

Con la participación de 150 inscritas, la mayoría procedente de América Latina, deliberamos en ese encuentro de cuatro días, que se realizó del 1 al 4 de noviembre; y que finalizó el 5 de noviembre con una aguerrida, bulliciosa y propositiva marcha por las calles de la ciudad de La Paz. ¿Cuál la importancia para nuestro país de este encuentro? Pues, para nosotras, las lesbianas feministas bolivianas, es un hecho histórico, porque se logra concretar luchas que venimos realizando desde los noventa, para denunciar la norma y la obligatoriedad de la heterosexualidad, que causa discriminación y sufrimiento a las mujeres que amamos eróticamente a otras mujeres; y que tenemos derecho a la libertad de expresar nuestros sentimientos públicamente, como tiene derecho cualquier otra persona; y no por eso debemos vivir infiernos, incluso empezando en las propias familias.

Las lesbianas feministas, que somos muy pocas en Bolivia a diferencia de los grupos y ONG de travestis, trans, bisexuales, gays y lesbianas, siempre hemos planteado una lucha política, siempre nos hemos posicionado ante el sistema de opresiones, siempre hemos hecho de nuestros reclamos y propuestas un hecho político y revolucionario, que denuncia la dependencia de las modas internacionales de la diversidad sexual, que lo único que busca es la inclusión de los TLGB en el sistema burgués del matrimonio y la propiedad privada. Nosotras no nos incluimos en el sistema, lo combatimos.

Las lesbianas feministas bolivianas, que estamos agrupadas dentro de la Asamblea del Feminismo Comunitario, hemos organizado este encuentro, y además hemos planteado ponencias a manera de provocaciones que despertaron reflexiones en las lesbianas del continente. No podía, pues, ser de otra manera. El proceso político que vive nuestra Bolivia proporciona pródigos frutos que son propuestas vanguardistas en el continente, como la denuncia del queerismo, por tratarse de la nueva versión del viejo cuestionamiento sobre si los indios tienen alma, o mejor dicho, si los indios tienen cuerpo. Hoy el queerismo plantea que las mujeres no existimos y somos unas retrógradas.

Las lesbianas feministas, que reflexionamos y reivindicamos nuestro cuerpo de mujer, también hablamos de la maternidad obligatoria; y propusimos una gestación sin restricciones, el parir en libertad y la crianza comunitaria de las wawas, en contraposición a la obligatoriedad de ser madres que plantea el patriarcado.

Por último, sorprendió a las lesbianas feministas del continente las alianzas que, como feministas comunitarias, tenemos con las organizaciones sociales; alianzas que aunque en número menor se evidenciaron en la marcha del 5 de noviembre, denominada I Marcha por la Autonomía y Descolonización del Cuerpo de las Mujeres.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia