Columnistas

Incendio en la Huyustus y en la Illampu…

Pese a los incendios, los comerciantes no han tomado previsiones para evitar este tipo de siniestros

La Razón (Edición Impresa) / Esteban Ticona Alejo

01:13 / 16 de enero de 2016

La madrugada del 1 de enero de este flamante 2016, se produjo un incendio de magnitud en el mercado Huyustus y en un depósito de las “mañaneras” de la calle Illampu, barrios populares y comerciales de la ciudad de La Paz, probablemente causados por la caída de fuegos artificiales. En la Huyustus el fuego devoró al menos 200 puestos de venta de los comerciantes. Estos son dos de los muchos siniestros ocurridos en años pasados.

¿Qué seguridad tenemos en los mercados, en los centros de educación, en los centros de salud, en los edificios y hasta en nuestras casas? Creo que muy poco. Después de lo ocurrido, los comerciantes afectados manifestaron haber sufrido millonarias pérdidas y que la mayoría tiene deudas con los bancos. Imágenes del desastre muestran que de los puestos callejeros solo quedaron los fierros chamuscados, en tanto que la mercadería que se guardaba en la calle Illampu quedó hecha cenizas. Las y los comerciantes solicitaron ayuda para recuperar su inversión y solicitaron a las autoridades nacionales para que las entidades bancarias flexibilicen los tiempos para honrar sus deudas.

Es lógico pensar que primero quieran recuperar algo de la inversión económica realizada; pero ninguno de los sectores afectados ha pedido a las autoridades cómo garantizar hacia adelante y enfrentar situaciones similares a lo ocurrido. Esto supone apostar por una especie de descongestionamiento de la gran aglomeración que existe en el mercado Huyustus, y dudo que quieran acatar este tipo de políticas de seguridad. Según el cuerpo de Bomberos, no existen hidrantes de agua en ese sector comercial, pues “no entra nada”, y en esas circunstancias se dificultan las labores de combate al fuego por lo inaccesible de la zona, porque las tarimas que están en la calle no permiten que los vehículos puedan ingresar. Bomberos sofocó este siniestro tras dos horas de combate, usando un carro bomba y una cisterna municipal y 30.000 litros de agua.

Nos llama la atención que después de varios incendios en la Huyustus, hasta ahora los comerciantes no han tomado previsiones e instalado sistemas contra este tipo de siniestros, como la instalación de hidrantes, bocas de incendio y extintores, entre otros. El gran problema es que a los comerciantes solo les interesa vender, vender y vender; no le importa su seguridad y menos la de los clientes y las casas aledañas. ¡Esta es una lógica del capitalista salvaje! Prefieren acumular mucho dinero sin ninguna seguridad para nadie. Frente a esta circunstancia, es oportuna la intervención de las autoridades nacionales, departamentales y municipales, como parte de las políticas de brindar seguridad en los mercados más populares de la ciudad, pero también de erradicar el uso de fuegos artificiales y, por qué no, eliminar el consumo del alcohol. Ya se manifestaron los comerciantes de juegos pirotécnicos afirmando que su erradicación les dejaría sin fuentes laborales, y seguramente los fabricantes del alcohol (bajo diferentes nombres, desde los más “finos” hasta los “truchos”) tendrán una versión parecida. Uka aljirinakaxa aljañakxaya munapchixa. Ukapti ukham phichantawinakasa utjixa.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia