Columnistas

Independencias euroasiáticas

Luego de la Segunda Guerra Mundial, en 1946 se refundó como un Estado plurinacional

La Razón (Edición Impresa) / Pablo Rossell Arce

00:07 / 30 de marzo de 2014

En tiempos de incertidumbre de poder global —como en el caso histórico que nos toca vivir— no es raro ver movimientos de fronteras... movimientos que parecen arbitrarios, dibujos que jalan para un lado y luego para otro esos bordes que parecen hilos al viento. Pero no es el viento, es la fuerza emocional de las identidades ancestrales reflotadas cíclicamente, convertida en impulso político la que dibuja, borra y redibuja las fronteras. Así está pasando con Crimea. Y así pasó con Yugoslavia.

Yugoslavia, como Estado, tuvo una historia más bien corta: nació bajo el nombre de Reino de Yugoslavia recién en el siglo XX, en 1929. Luego de la Segunda Guerra Mundial, en 1946 se refundó como un Estado plurinacional socialista, que contaba en su interior con seis repúblicas: Bosnia-Herzegovina, Croacia, Eslovenia, Macedonia, Montenegro y Serbia, y dos provincias autónomas: Kosovo y Vojvodina. La reconstrucción yugoslava de la posguerra fue liderada por el mariscal Josip Tito Broz, que eligió para su país un socialismo “de mercado”, con participación de la iniciativa privada, en una combinación nunca antes vista.

Las tensiones separatistas estuvieron presentes desde mediados de la década de 1960, pero pudieron ser neutralizadas gracias al liderazgo de Tito. A la muerte del mariscal, en 1980, resurgieron las fuerzas centrífugas y para 1991 Croacia, Eslovenia y Macedonia pelean militarmente por su independencia; en 1992 es el turno de Bosnia-Herzegovina; en 1997 Kosovo se levanta en armas; en 1999 la OTAN bombardea Yugoslavia durante semanas para facilitar la victoria de las fuerzas separatistas. Este episodio se conoció como la “Guerra de Madelein” (Albright), secretaria de Estado de Estados Unidos durante la presidencia de Bill Clinton.

Hoy en día, Eslovenia y Croacia son parte de la Unión Europea, Bosnia-Herzegovina está en camino a la estabilización, Serbia y Montenegro se han separado, Macedonia aún no logra la aceptación de  los griegos para convertirse en parte de la Unión Europea, Kosovo se independizó finalmente en 2008 y —nótese— fue inmediatamente reconocido por Estados Unidos (y el resto de lo que ellos consideran como la “comunidad internacional”).

Ahora resulta que Crimea se independiza de Ucrania y se anexa de manera voluntaria y, aunque no sin cierto conflicto, de manera pacífica —sin guerrillas, sin población armada, sin guerra civil— a la Rusia de Putin, que acoge a Crimea como el padre de familia que acoge al hijo pródigo que —en este caso— fue, en realidad, cedido. En efecto, mucha de la propaganda —disfrazada de noticia— que nos llega mediante los canales internacionales y que es replicada sin filtros por la prensa nacional, oculta el hecho de que Crimea históricamente formaba parte de Rusia y que, con la constitución de la URSS, fue cedida como región independiente a Ucrania en 1954 por Nikita Jrushchov.

Bueno, decía que Crimea se independiza de Ucrania y se anexa a Rusia. En un curioso caso de una patología psicológica que se acerca mucho a la amnesia selectiva. La “comunidad internacional”, encabezada por Estados Unidos y la Unión Europea, decide que la independencia de Crimea y su posterior anexión a Rusia son inaceptables desde el punto de vista del derecho internacional, que van a penalizar a los promotores de tal descalabro (que en este caso no implicó ni un “bombardeo humanitario” como en Kosovo) y que (¡deshonra!) van a excluir a Rusia del té rummy del grupo de los 8 (¿cómo llamarlo ahora? ¿exgrupo de los 8? ¿8 menos 1? ¿7 nomás?).

¿Claves para entender esta extraña actitud de las potencias occidentales, más allá de la vulgar y trillada “doble moral”? Le invito a Ud. querida lectora, querido lector, a sumergirse en la web y guglear, por ejemplo “OTAN”, “Unión Europea” o “(des) equilibrio del poder global”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia