Columnistas

Infructuosas alianzas

La Razón (Edición Impresa) / Rubén D. Atahuichi López

01:23 / 03 de diciembre de 2013

Hasta el Movimiento Al Socialismo (MAS) se ha puesto en campaña por sumar más apoyo político. A decir de su vicepresidenta, Concepción Ortiz, el presidente Evo Morales ha instruido a sus correligionarios reclutar a políticos y líderes sociales, incluso de oposición, para encarar las elecciones generales de 2014. Y la presidenta de la Cámara de Diputados, Betty Tejada (MAS), consideró que “no hay por qué cerrarle las puertas” a militantes de “otras corrientes políticas”. Además, el partido de gobierno ha consumado un vínculo electoral con la Central Obrera Boliviana (COB), la organización sindical más importante del país, en su afán de asegurarse el respaldo de los trabajadores asalariados. Hay que “profundizar, corregir y redireccionar” el proceso político, ha dicho el líder cobista, Juan Carlos Trujillo.

Sinceramente, tengo dudas de que el MAS consiga el 74% de los votos como se planteó; aunque, a pesar de la pretensión, todo es posible, tomando en cuenta que ese partido consiguió resultados imprevisibles en las elecciones de 2002, 2005 y 2009, mucho más en los últimos dos comicios, en los que obtuvo votaciones históricas por encima del 50%.

Pero lo cierto es que, ante el desgaste en su gestión y su estructura interna, está buscando blindarse para las elecciones que vienen. No es dato menor que se haya asegurado por lo menos a la dirigencia de la COB, más allá de sus alianzas “naturales” con las organizaciones de cocaleros, campesinos y campesinas o los cooperativistas.

Como el MAS, otros partidos también. El Movimiento Sin Miedo (MSM) cuenta con la adhesión de organizaciones sociales de La Paz, como las juntas vecinales, los transportistas o los comerciantes. A pesar de la persistencia de Samuel Doria Medina, de Unidad Nacional (UN), y las aproximaciones del alcalde Luis Revilla con el gobernador Rubén Costas, el partido de Juan del Granado ha manifestado su desinterés de alianzas con la “partidocracia” o la derecha, como suele decir su líder. Por eso ha rechazado con la misma persistencia un eventual pacto con UN (“alianza de papel”, llama Revilla).

No ocurre lo mismo con UN. Ha conformado el Frente Amplio, cuya propuesta centra es una “candidatura única” de la oposición contra el MAS y Morales, con cabezas visibles del senador de Convergencia Nacional Germán Antelo y la exguerrillera Loyola Guzmán, a los que se han sumado José Antonio Quiroga y la analista Jimena Costa. La debilidad de esa convergencia es que los aliados no cuentan con electorado, aunque ofrecen posibilidades de incidir en él desde la opinión en los medios de información, nada más.

Doria Medina y Costas se reunieron varias veces en el afán de UN del mentado frente único, aún sin resultados claros. Independientemente de esos ímpetus, el naciente partido del Gobernador de Santa Cruz, el Movimiento Demócrata Social (MDS), también está en busca de articulaciones políticas. A sus aliados cantados, los exprefectos Ernesto Suárez y Savina Cuéllar, Costas ha convencido al otrora diputado del MAS y exvicepresidente de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob) Pedro Nuni y a la expresidenta del Comité Cívico de Oruro Sonia Saavedra. Llama la atención que ambos protagonizaron respectivamente las movilizaciones por el Territorio Indígena del Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) y contra el cambio de nombre del aeropuerto de Oruro. 

Todavía falta mucho tiempo para las elecciones, pero con esa anticipación los partidos buscan de manera infructuosa alianzas políticas. ¿Serán electoralmente potables?

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia