Columnistas

Internet.org, parte 2

Estar excluido no solo es no conectarse a internet, sino también conectarse en malas condiciones

La Razón (Edición Impresa) / Eliana Quiroz

03:01 / 29 de junio de 2015

Qué prefiere entre navegar por todos los sitios web que se desee (sean de música, chismes, diversión, porno, educación, noticias, bancarios) pagando por el servicio de conexión o navegar solo en 19 sitios web que alguien ha predeterminado y no pagar dinero por ello? Esta es la diferencia entre tener un servicio pagado de conexión a internet (sea móvil o fijo, pre o pospago) y conectarse a internet.org.

Ya he escrito acerca de algunas implicaciones de internet.org en la neutralidad en web y en la libertad en una columna anterior. Ahora quiero centrarme en el tema de la exclusión digital. Estar excluido no solo es no conectarse a internet, sino también conectarse en malas condiciones, es decir, tener un bajo ancho de banda, no tener las capacidades para utilizar las herramientas o la información a la que se accede, no ser capaz de ser creador y no tener opción de más que ser un consumidor pasivo. Y tal vez es peor, porque se crea la ilusión de estar incluido cuando en realidad se está fuera.Internet.org, que acaba de ingresar a Bolivia de la mano de Viva, es un ejemplo para mostrar cómo se puede ofertar conectividad incrementando exclusión digital, todo lo contrario a la publicidad de esa compañía de telecomunicaciones, que presenta tal esfuerzo como el programa de inclusión digital.

En el caso de los clientes que ya tienen la experiencia de navegar en internet, se convertirá en una opción de navegación en la que ahorrarán dinero por navegar en Facebook o en Wikipedia o en la Agencia de Noticias Fides o en cualquiera de los otros 16 sitios web elegidos; y en ese caso, no hay consideraciones de inclusión o de exclusión que hacer. Pero para los usuarios que tienen la primera experiencia sí es un problema, porque aprenderán que al hacer clic en un enlace no es posible acceder en la mayoría de los casos, y pronto les parecerá normal, algo que deben padecer porque son pobres; no aprenderán que pueden buscar información para ampliar una idea o que podrían modificar imágenes, software o incluso hardware con solo buscar tutoriales en YouTube.

Esto es exclusión con ilusión de inclusión. Y debo decirlo, la forma de construir una sociedad equitativa en lo digital no va por contentarse con una conexión para gente que puede pagar las tarifas, y por tanto tiene acceso a todas las opciones de internet, y otra conexión para los demás que no pueden pagar las tarifas, restringida y con obligación de resignación. No estoy diciendo que corten el servicio de internet.org, las empresas como Viva y Facebook tienen derecho a desarrollar planes para adquirir nuevos clientes, pero no llamen a eso “inclusión digital”, porque no lo es.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia