Columnistas

Izquierda y derecha en política

Desde 1789, el espíritu de la derecha ha sido el conservadurismo, y el de la izquierda, el progresismo

La Razón (Edición Impresa) / Juan Carlos Zambrana Gutiérrez

00:47 / 20 de agosto de 2014

Las campañas electorales en curso han iniciado un proceso de estigmatización y manipulación de la información. Consiguientemente, conviene aclarar esta nebulosa que oscurece incluso a la teoría política y a su historia. Una de las flagrantes estigmatizaciones afecta al tradicional antagonismo entre la derecha política y la izquierda. Se pretende ligar a la izquierda política con el comunismo, la dictadura del proletariado y el autoritarismo; mientras que a la derecha política se la vincula esencialmente con el capitalismo. Hay que dejarlo claro: estas estigmatizaciones no corresponden con la teoría política ni con la historia universal. El choque entre la derecha y la izquierda no es equivalente al del capitalismo con el comunismo, sino al del conservadurismo con el progresismo.

La dualidad derecha-izquierda nace en la Asamblea Nacional Constituyente de la Francia revolucionaria de 1789. En aquella ocasión los diputados que deseaban mantener intacto el poder de la monarquía (Ancien régime) se situaron a la derecha del presidente de la Asamblea; mientras que los diputados que proponían cambios rápidos y profundos que limitaran el poder del monarca y reconocieran los derechos y libertades del “pueblo” se situaron a la izquierda del presidente.

A partir de aquella experiencia en 1789, el espíritu de la derecha es el conservadurismo, y el de la izquierda, el progresismo. Los partidarios y simpatizantes de la derecha son aquellos que se aferran al statu quo y la tradición. Los partidarios y simpatizantes de la izquierda son aquellos que no se conforman con las injusticias, las desigualdades y las contradicciones de la sociedad en la que se hallan enfrascados. Al contrario, buscan constantemente impulsar las reformas requeridas para superar estas falencias y dar forma a una sociedad más justa.

Confundir el choque entre la derecha y la izquierda con el antagonismo entre el capitalismo y el comunismo es en realidad la herencia de la cultura política de la Guerra Fría (enfrentamiento político entre el mundo capitalista y el mundo comunista), pues entre 1947 y 1991 ambos bandos realizaron ingentes esfuerzos para estigmatizar al adversario.

Pero hay que resaltar que en la Guerra Fría el bloque comunista se inclinó mayoritariamente a la derecha política, toda vez que el totalitarismo de Stalin, Mao y Kim il Sung corresponde a un retroceso político y social, no al progresismo característico de la izquierda.

La izquierda está comprometida con la democracia, porque procura los derechos universales y avanza hacia el reconocimiento de los derechos y libertades de los grupos marginados. Actualmente la derecha política en América se aferra a la elitista democracia representativa, consagrada hace más de una década en la Carta Democrática Interamericana. En contraste, la izquierda política advierte los vicios de esta institución política e impulsa una democracia más participativa, en la que las personas no tengan que “elegir en qué salsa quieren ser cocinadas” cada cinco años (evocando a Eduardo Galeano), sino que puedan contribuir directamente con la edificación del país y sus leyes, participando más activamente en la política, insuflándole los benignos elementos de la holística cosmovisión indígena, de armonía con el medio ambiente y respeto ante la diversidad.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia