Columnistas

El fué que no se fue

La mala ortografía crea ruido en la comunicación y puede llevar a más de una grave confusión.

La Razón Digital / Jaime Iturri Salmón.

07:14 / 14 de octubre de 2016

Era el año de la revolución boliviana. Ese 1952 comenzó el proceso de devolución de las tierras a los indígenas, de las minas para el Estado y del voto universal. Coincidentemente, la Real Academia de la Lengua Española adoptó la determinación de que las palabras monosilábicas que tengan un solo significado y que no sean diptongos no deberían llevar acento ortográfico. Y así como “fue” dejó de ser “fue”, “vio” dejó de ser “vió”. En cambio siguió habiendo río y rió; tal vez tan solo para que ella pueda decir que rió en el río.

Pero bueno, la medida rige desde hace 62 años, sin embargo, con alguna frecuencia me encuentro con los monosílabos que no deberían acentuarse ortográficamente acompañados de la tilde. Todo esto en los trabajos de algunos de mis alumnos, todos ellos nacidos, con plena seguridad, después del famoso 1952.

¿Por qué sobrevive esta costumbre atávica? La única explicación que encuentro es que estaba en sus profesores de colegio, quienes permitieron que esto ocurra y que seguramente también escribían con estos errores en la pizarra del aula.

Y claro, “los límites del pensamiento son los límites del lenguaje” (Ludwig Wittgenstein dixit). Si no manejamos los principios elementales de las reglas que construyen los sentidos, tendremos graves problemas para hacernos entender. La mala ortografía crea ruido en la comunicación y puede llevar a más de una grave confusión.

La constitución del pensamiento humano está basada en el uso de las matemáticas, que dan la abstracción, y el lenguaje, que permite la comunicación. Y es aquí donde mayores problemas tenemos. Un reciente informe señala que el 49% de los estudiantes no entienden lo que leen. Es decir que no pueden encontrar la idea central del texto, ni explicar el porqué del título, menos aún ir hilando los conceptos.

Y lo peor es que arrastran a través de sus años de estudio estos problemas. Es difícil entender cómo lograron el bachillerato con estos problemas. Y peor aún, cómo aprobaron la materia de Lenguaje y luego las varias materias de Redacción, etcétera.

Lo peor es que cada año la cosa se pone más grave. Es decir, hemos avanzado un montón en cuanto a dotar de acceso a la educación a la mayoría de los niños bolivianos, pero ésta es de peor calidad que la impartida por ejemplo hace 20 años. Tal vez porque la buena educación ya se fue y, en muchos casos, se llevó la tilde.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia