Columnistas

Juegos de lenguaje

No se puede concebir un proceso social sin comprender los juegos de lenguaje que se ponen en práctica

La Razón (Edición Impresa) / Farit Rojas Tudela

02:23 / 07 de noviembre de 2016

Ludwig Wittgenstein tuvo una revelación un día que miró, de paso, un partido de fútbol. Así como un grupo de personas juegan al fútbol con un conjunto de reglas y de significaciones, de la misma manera nosotros, en el lenguaje, jugamos con palabras. Para Wittgenstein, en el lenguaje hay múltiples juegos, cada uno de ellos contiene reglas, expresiones y giros gramaticales que le son propios y que, en consecuencia, suponen una historia detrás. Extrapolar una expresión fuera del juego de lenguaje al que pertenece puede generar descontextualizaciones, problemas y confusiones complejas.

Wittgenstein enfatiza que la expresión “juegos de lenguaje” forma parte de un modo de vida que incluye un modo de pensar y de incidir en las actividades cotidianas en general. Dicho de otro modo, la forma adecuada de entender cada juego de lenguaje consiste en verlos entretejidos con las formas de vida de sus protagonistas, en el contexto y entorno, creados históricamente y formados por sus necesidades.

No es posible imaginar un lenguaje sin una forma de vida correlativa de la que es parte. La forma de vida constituye el contexto en el cual los seres humanos actúan e inciden, supone el espacio en el que producen y en el que desarrollan sus actividades y a la vez luchan, compiten y reconocen un conjunto de reglas y estrategias de obediencia como legítimas. Este contexto es el que le otorga sentido a cada palabra que se usa en un juego de lenguaje. No se puede concebir un proceso social sin la comprensión de los juegos de lenguaje que se ponen en práctica. Por ello, el lenguaje no solo es una herramienta con la que los seres humanos denominan a las cosas, esa tal vez sea su importancia menor, sino que es un instrumento que permite comprender el porqué en un determinado grupo se practica un determinado castigo y por qué en otro no. Dicho de otra manera, el lenguaje produce prácticas y depende de cada juego de lenguaje para que se las pueda entender.

Cuando estos juegos de lenguaje se refieren a prácticas que tienen que ver con decisiones que crean, reconocen, modifican o extinguen relaciones de derecho, se está delante de un espacio con connotaciones jurídicas, y en consecuencia, con características de justicia. Dicho de otro modo, se está delante de un juego de lenguaje de justicia. Por ejemplo, la justicia positivista obedece reglas propias de un juego de lenguaje y es en consecuencia un sistema de comunicación que se rige por un sistema unitario y formalizado de fuentes de derecho escritas; pero también lo son los sistemas de comunicación y juegos de lenguaje de los pueblos indígena originario campesinos. Los diversos espacios de justicia son, en el fondo, el resultado de un espacio de comunicación que se pone en práctica a través de juegos de lenguaje.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia