Columnistas

México #Gasolinazo

Internet es un espacio ideal para generar confusión y esto es justamente lo que se ha hecho en México

La Razón (Edición Impresa) / Eliana Quiroz

00:54 / 09 de enero de 2017

El gobierno de Peña Nieto en México decretó un alza del 20% en la gasolina efectivo desde el 1 de enero de este año, lo que ha provocado protestas en las calles y en las redes sociales en ese país que se han bautizado como #Gasolinazo. Estas manifestaciones han devenido en muchos casos en actos vandálicos de tomas de gasolineras, cortes de rutas, saqueos a negocios e incluso al menos seis muertos.

Internet es un espacio ideal para generar confusión y esto es precisamente lo que se ha intentado en las redes sociales. Varios internautas mexicanos han detectado una dinámica diferente en Facebook y Twitter. Valga mencionar en este punto que las redes sociales han resultado ser determinantes en momentos de la historia política reciente de México, el movimiento #YoSoy132, las últimas campañas políticas y el escándalo Peña bots son ejemplos de ello.

La dinámica extraña fue que varias cuentas de Facebook y Twitter no conocidas comenzaron a emitir mensajes convocando a saqueos a comercios como reacción “legítima” contra el gasolinazo, generando incluso trending topics de esos supuestos eventos y reportando robos y detenciones. Casi 500 cuentas falsas en Twitter y varios perfiles falsos en Facebook impulsaron estos mensajes de eventos que no eran ciertos. El objetivo era generar pánico, violencia, desorden.

Esta práctica política es común en manifestaciones cuando hay disturbios en la vida offline. En esas ocasiones se infiltra gente para generar confusión y violencia. La diferencia es que en el mundo previo a las redes sociales, estas acciones estaban dirigidas ante todo a los medios masivos de difusión y a través de ellos, a la población; mientras que con las redes sociales el objetivo es llegar de manera directa a toda la población; es decir, la diferencia es la escala y lo que puede resultar de ello. Lo primero genera un clima de confusión, lo segundo puede llevar a actos de violencia descontrolada. Ambas son acciones irresponsables, pero la segunda está un nivel más arriba.

En ambos casos es difícil no caer en el engaño, se requiere buen olfato, experiencia en los procesos de difusión de información y herramientas para contrarrestar las acciones engañosas. Eso en internet requiere aprender herramientas de seguimiento y estudio de redes sociales para develar las dinámicas falsas y bots maliciosos. En el caso de México se hizo un estudio rápido que detectó 485 cuentas y más de 1.500 mensajes que difundían estos rumores e invitaciones a la violencia, y se difundió la forma de denunciarlas para que las eliminaran. Éstas son capacidades que periodistas y ciudadanos debemos adquirir para no ser engañados y terminar ayudando a difundir información perniciosa.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia