Columnistas

Latinoamérica de 2014 a 2015

Los espejismos económicos pronto se esfumarán, arrastrando populismos y economías ideologizadas

La Razón (Edición Impresa) / José Rafael Vilar

00:11 / 06 de enero de 2015

Dos mil catorce fue un año complicado: el declive de la bonanza de los commodities y algunas elecciones (no todas) con nerviosismo para los aspirantes fuertes, pero 2015 lo será aún más.Recordando elecciones, en la región (descarto el Caribe anglo-franco-neerlandés) se eligió presidente en Costa Rica, El Salvador, Colombia, Panamá, Brasil, Bolivia y Uruguay.

En cinco de ellas hubo balotaje (Bolivia no necesitó y Panamá no lo estipula), lo que es señal de que en esos países no fueron victorias contundentes. En Colombia, Brasil y Bolivia los gobernantes fueron reelegidos, pero en los dos primeros sufrieron para lograrlo. Desde el color político y aunque las etiquetas son frágiles, para clarificar mencionaré que Costa Rica pasó de centro a centro-centroizquierda, en El Salvador se reforzó la izquierda, Colombia se mantuvo en la centroderecha, Panamá se mueve entre derecha y centroderecha (liberales), mientras que Brasil se mantiene en centroizquierda (aunque más al centro), Bolivia en la izquierda y Uruguay en centroizquierda.

Una visión simplista diría que en la región se presentó un giro hacia la centroizquierda-izquierda, lo que reforzaría el capitalismo populista de Estado del socialismo del siglo XXI, con los principales miembros de la Alba (Bolivia, Cuba, Ecuador, Nicaragua y Venezuela) y sus simpatizantes (El Salvador, Brasil, Uruguay, Argentina y sectores del oficialismo chileno) pero, como veremos a continuación, esa visión maniquea es errada.

El largo estancamiento nipón-europeo y la progresiva ralentización china producen un continuado descenso de precios en los commodities, lo que afecta a casi toda América Latina. Además, gracias a la recuperación económica de EEUU, los capitales “golondrina” norteamericanos que durante la crisis financiera de 2008 llegaron a Latinoamérica, en particular a los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) + MINT (México, Indonesia, Nigeria y Turquía), están retornando al país del norte, desacelerando las economías emergentes. Además, la economía mundial está necesitando menos commodities, fenómeno que se suma al abrupto descenso del  precio del petróleo (como consecuencia de las desaceleraciones, pero sobre todo gracias al concurso de las monarquías del Golfo, saudíes sobre todo, y el boom del shale oil, y malas —Brasil— o pésimas —Venezuela y Argentina— conducciones económicas).

Entre los países exportadores de hidrocarburos y de minerales, México (por su apertura actual y su amplio comercio con EEUU en franca recuperación) podrá ser el que menos se vea afectado; y lo propio sus socios en apertura, Chile (con su FEES), Colombia y Perú. En Brasil ganó Rousseff, pero gobernarán las propuestas económicas de Neves, quien no tendrá que hacer el trabajo feo como sí le tocará al próximo que sustituya al kirchnerismo. Venezuela, luego del fracaso del diálogo y de la constatación de que una oposición en distintas velocidades no es viable, va hacia su implosión.

En resumen, los países ahorradores serán los beneficiados y pronto los espejismos económicos de cualquier tendencia se esfumarán, arrastrando populismos, economías ideologizadas y proteccionismos. No son buenos augurios, pero confío que se aminore, en general, el trauma para los más pobres y sin otra “década perdida”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia