Columnistas

Lavarse las manos

Los contagios pueden prevenirse hasta en un 60% con el lavado frecuente de las manos con jabón

La Razón / Luis Kushner

01:19 / 17 de octubre de 2012

Hace un par de días se recordó el Día Mundial del Lavado de Manos. Usted se preguntará por qué dedicarle un día a esa tarea cotidiana. Pues justamente por eso, para promover entre las personas el lavado rutinario de las manos antes de preparar y comer alimentos, después de entrar al baño, antes y después de estar en contacto con algún enfermo, luego de estornudar y taparse la boca con la mano, etc. Prácticas sencillas y fundamentales para reducir las infecciones que se propagan con facilidad mediante las manos, pero que todavía son poco comunes en todo el mundo.

Las estadísticas publicadas por el Fondo de las Naciones Unidas para la niñez (Unicef) al respecto son muy convincentes, pues diferentes investigaciones coinciden en que un adecuado y rutinario lavado de manos con agua y jabón reduciría sustancialmente la incidencia de diarrea y neumonía entre los niños y niñas que viven en comunidades pobres. Otros estudios han demostrado que la probabilidad de enfermar por alguna infección es siete veces mayor entre las personas que carecen de ese hábito, con relación a las que sí mantienen limpias sus manos. De hecho esa práctica de higiene es tan importante que todos los días debieran ser instituidos como: “Días mundiales del lavado de manos”.

Recae en nosotros (los que nos lavamos las manos con frecuencia) la responsabilidad de difundir esa costumbre, ya que en lo cotidiano observamos cómo en varios oficios de nuestro medio urbano muchas personas (voceadores y choferes de minibús, vendedores en mercados y en las calles, vivanderas, lustrabotas, entre otros) mantienen sus manos y uñas evidentemente sucias.

Creo fehacientemente que las políticas públicas de salud deberían intensificar la promoción del lavado de manos diario y frecuente, como una política de prevención de enfermedades infecto-contagiosas. Por otra parte, las campañas sobre este tema no deberían durar únicamente uno o pocos días, sino debieran ser permanentes, para convertir dicha práctica en una rutina diaria.

A su vez, la población debería asumir la cultura de exigir que las normas de aseo se cumplan, por el bien de la salud de la comunidad, y al mismo tiempo debería contribuir en el control cruzado (exigir a otros que se laven las manos), sin que nadie se moleste por ello, ya que la salud está primero y cuidarla es responsabilidad de cada uno de nosotros.

La salud está en nuestras manos (textual); los contagios se pueden prevenir hasta en un 60% con el lavado frecuente de las manos empleando jabón; y por ende, los recursos para tratar esas infecciones podrían destinarse a otros menesteres.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia