Columnistas

Ley contra la violencia a las mujeres

La Razón / Julieta Paredes

00:00 / 07 de abril de 2013

Años de luchas nos costó a las mujeres una ley que permita frenar, por el momento, la violencia impune, cínica y socapada de la mayoría de los hombres hacia las mujeres; violencia que es un tipo de genocidio. Genocidio es el asesinato de una población por el hecho de pertenecer a esa población. La violencia de género ha causado la muerte de cientos de miles de mujeres en el mundo, y tuvimos que luchar muy fuerte como movimiento feminista para que en el país se reconozca este genocidio como feminicidio. El imaginario social no entendía que el asesinato de mujeres cometido por hombres es un delito similar al que cometieron los nazis contra los judíos. La idea que sigue presente en las cabezas y corazones de muchas personas es que esa mujer “algo habrá hecho para que la maten”.

Son muchos años y recién empieza a haber algo de resonancia en la sociedad y en el Gobierno respecto a que la violencia hacia las mujeres es una de las luchas más duras y difíciles que debe afrontar la humanidad. Comenzar a entender que la violencia de género es un problema de nuestros pueblos es un pequeñísimo paso en esta lucha. Empezar a entender que no se trata de un problema privado y sólo de algunas mujeres “que se portan mal” es un pasito, y si bien es fruto de nuestras luchas, es importante reconocer que es en este proceso de cambio y en este Gobierno que estamos logrando abrir espacios para plantear nuestras propuestas. Hay algunas leyes y un Plan Nacional de Igualdad de Oportunidades que han sido aprobados, pero que no tienen presupuesto para su aplicación. Por eso decimos que son pequeños pasos dentro de una larga lucha.

Es preciso reconocer, sin embargo, los avances que algunos miembros del Gobierno hacen por lo menos en sus discursos; y no es que no sean importantes los discursos, son importantes porque en algunas ocasiones fungen como declaraciones de principios. Por eso me parece importante referirme al discurso de Álvaro García Linera en la reunión que tuvimos las mujeres a propósito de conocer la ley recientemente aprobada. Fue un discurso autocrítico, que era lo que hace mucho tiempo necesitamos las mujeres de parte de las autoridades. Fue en muchos momentos interrumpido por los aplausos, y se lo merecía. No obstante, espero poder aplaudir las acciones que se vayan tomando, pues eso es lo más importante de aquí en adelante.

Sin embargo, cabe señalar que algunas acciones empañaron la jornada. Esta reunión fue prepotentemente denominada (por la ONG Coordinadora de la Mujer y por la Ministra de Justicia) Cumbre de Mujeres, cuando en realidad las cumbres son convocadas por los movimientos y las organizaciones sociales, y no por acción de ningún gobierno ni de ninguna organización no gubernamental. El otro hecho que cabe denunciar es que la Coordinadora de la Mujer es la ONG que se permite manipular a las organizaciones de mujeres y ahora también al Ministerio de Justicia; manipulación que es posible gracias al dinero de la cooperación internacional, ¿cuándo le van a hacer una auditoría a esta ONG?

Es feminista comunitaria.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia