Columnistas

¡Liberen a Mursi!

Lo que se necesita ahora en Egipto no es un pueblo dividido, sino un país unido en torno a su democracia

La Razón / Abdulá Gül

01:44 / 10 de agosto de 2013

Egipto siempre ha sido un motor de progreso en su región y fuera de ella. A pesar de haber sufrido algunos reveses, el Egipto moderno ha logrado enormes avances y ejercido su liderazgo en el mundo árabe. Cuando el pueblo egipcio protagonizó la revolución del 25 enero en 2011, inmediatamente nos solidarizamos con la nación egipcia en su búsqueda de la libertad, la democracia y el honor. Fui el primer jefe de Estado que visitó Egipto tras la revolución. Desde entonces, Turquía no ha escatimado esfuerzos para ayudar a consolidar la democracia y el desarrollo en Egipto y aceptar a todos los segmentos de su pueblo.

Actualmente, Egipto atraviesa un proceso difícil que definirá no sólo su futuro, sino también el destino de las jóvenes democracias que han surgido a raíz de la primavera árabe. Para nosotros, el golpe que derrocó al presidente Mohamed Mursi, el primer presidente de Egipto elegido democráticamente, significó un claro fracaso para el progreso democrático. Naturalmente, esta situación tan desafortunada podría haberse evitado si se hubieran convocado unas elecciones anticipadas.

Los ciudadanos egipcios se han dividido en dos polos rivales, peligrosamente enfrentados entre sí. Esta situación es preocupante e insostenible. Muchas personas ya han perdido la vida durante las manifestaciones en la calle y en las plazas. Lo que se necesita ahora en Egipto no es un pueblo dividido, sino un país unido en torno a su democracia y su desarrollo. En las actuales circunstancias, se enfrenta al riesgo de una polarización mayor. Esto constituye una amenaza inminente para la estabilidad del país. En esta coyuntura, es esencial reinstaurar la democracia sin más dilación, a través de un proceso de transición inclusivo que resulte admisible para todas las partes. Para poder iniciar el diálogo y la reconciliación, se debe poner en libertad al presidente Mursi y a otros políticos que han sido arrestados o que permanecen detenidos, y permitir que todos los grupos políticos tomen parte en las próximas elecciones.

Turquía siempre ha apreciado el papel fundamental que ha desempeñado Egipto en la preservación de la paz y la estabilidad en la región. Por consiguiente, su paz y estabilidad internas tendrán repercusiones importantes para el futuro de Oriente Próximo y el norte de África. Un Egipto fuerte beneficiará sin duda a la región y al mundo. No podemos permitirnos ver un Egipto sumido en la agitación política, lo cual deterioraría aún más la ya tensa situación en Oriente Próximo. Con esto en mente, el deseo de Turquía es ver un Egipto estable y próspero. Los esfuerzos y postura de Turquía pretenden impulsar sus relaciones con el país en su conjunto a la luz de los vínculos históricos y culturales que compartimos, y ayudar a nuestros hermanos egipcios a mantener a su país en la senda democrática.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia