Columnistas

‘Ligas mayores’ de la minería

¿Estaremos alguna vez en condiciones de jugar en las ‘ligas mayores’ de  la minería?

La Razón (Edición Impresa) / Dionisio J. Garzón M.

01:36 / 05 de septiembre de 2014

Siguiendo el comentario del libro De oro, plata y estaño, del cual soy autor, quiero referirme a uno de los temas recurrentes y dilema mayor de la minería nacional a través de su historia: su incorporación (o no) a las corrientes globalizadoras de la actividad que tuvieron su mejor escenario en la segunda mitad del siglo XX y en lo que va del actual. Grandes transnacionales de la minería dominan aún la industria extractiva en países emergentes como el nuestro, y la lucha por el control de áreas de probado potencial en el continente americano, y de manera particular aquellas ubicadas en los andes centrales, es el pan nuestro de cada día.

Decidir entre insertar al país a esta corriente globalizadora o no ha sido y es el talón de Aquiles de políticas mineras contemporáneas probadas a lo largo de la historia, por el elevado costo político que una decisión de esa magnitud significa para cualquier gobierno. Ahora bien,  grandes proyectos como el Mutún o el salar de Uyuni enfrentan esta disyuntiva, inversiones de miles de millones de dólares necesarias para generarlos y desarrollarlos hacen que inevitablemente se acuda a la billetera de estas grandes corporaciones que dominan también los mercados de materias primas, o alternativamente cerrar el país y depender de la reducida billetera del Estado y acudir a la burocracia de la ayuda de países amigos como viene ocurriendo actualmente. Esto último genera un cansino andar de los emprendimientos e incertidumbre en las regiones mineras y en el país todo, en aras de una pretendida soberanía sobre los recursos minerales, necesaria pero impracticable en los términos radicales que se pretende imponer. ¿Qué hacer?Jugar en las “ligas mayores” de la minería significa tener y/o desarrollar una estructura económica, tecnológica y profesional de primer orden que no se hace de la noche a la mañana, sino, es el resultado de una bien estudiada estabilidad económica, jurídica y política, que se prolongue más allá de la coyuntura y el corto plazo.

Nuestro país ha tenido intentos para jugar en grande, las más de las veces al calor del entusiasmo coyuntural o de la presión de sectores liberales. Los resultados no fueron de los mejores precisamente por la tan mentada inestabilidad política y jurídica tan característica del país en las décadas precedentes. ¿Estaremos alguna vez en condiciones de jugar en las “ligas mayores”? Es la pregunta del millón. ¿Queremos hacerlo? Es el dilema a resolver.

Aquilatando más de medio siglo de minería controlada por el Estado y/o en asociación con el capital privado, un profundo desasosiego de los actores mineros ante semejante disyuntiva es lo que se siente al avizorar que, si no se toman decisiones adecuadas, el dilema perdurará y con él, la letanía discursiva que pretende ocultarlo. El Mutún no se desarrollará sin jugar en las “ligas mayores”, sin relación con Brasil, con su infraestructura industrial, sin relación con los yacimientos de carbón de Colombia y de otros países y sin los mercados regionales para aceros y productos intermedios. De otro lado, si Bolivia no invierte en tecnología, educación y profesionalismo, el salar de Uyuni, pretendido por propios y extraños por su colosal riqueza en litio, potasio, boro y otras sales, seguirá siendo un proyecto caminando a gatas cuando debería correr para no perder el último tren de la industrialización que ya pasa raudo por  la geografía continental.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia