Columnistas

Manipulación de la tasa Libor

Los mercados financieros internacionales pueden ser manipulados en favor de los grupos dominantes

La Razón / Gabriel Loza Tellería

00:00 / 14 de julio de 2012

Si había todavía una tasa de interés muy venerada por los ortodoxos y los apologistas del libre mercado financiero global era la famosa tasa de interés interbancaria de Londres, la tasa Libor. Es muy común en la jerga de los préstamos externos como tasa de referencia mundial, así se decía que la tasa de interés que había que pagar era la tasa Libor más dos o tres por ciento. Actualmente, los préstamos de la CAF toman como referencia la tasa Libor.

En todos los países existe un mercado interbancario de préstamos. Los bancos recurren a prestarse dinero unos a otros a corto plazo, ya sea para obtener beneficios cuando tienen superávit de liquidez, o para que el que toma prestado pueda cubrir una falta de liquidez repentina.  La tasa que tiene que pagar cada entidad es un reflejo de la percepción de sus rivales sobre su fortaleza financiera, constituyéndose en una medida de la credibilidad del banco entre los demás bancos.

La tasa de interés promedio que pagan los bancos en esos préstamos interbancarios en el mercado financiero de Londres se le llama Libor, la cual es calculada diariamente por la Asociación Británica de Banqueros a partir de datos estimados del coste de los préstamos interbancarios ya existentes remitidos por los principales bancos. Es una tasa a la que se tran-san billones de dólares en los mercados financieros internacionales.

Entonces estalló el escándalo de Barclays, uno de los bancos más importantes del Reino Unido. Dicen que algunos empleados del banco británico difundieron tasas de interés que no se correspondían a los préstamos reales. Así, entre 2005 y 2008 intentaron influir la tasa Libor en un intento de aumentar sus beneficios; y entre 2007 y 2009, durante la crisis financiera internacional, Barclays emitió cifras para bajar de forma artificial la tasa, supuestamente para ocultar     su verdadera situación financiera.

Según la BBC de Londres, el 28 de junio le aplicaron a Barclays una multa de 450 millones de dólares. Posteriormente, su director ejecutivo tuvo que dar explicaciones ante el Parlamento después de haber dimitido. Sin embargo, sólo sería la punta del iceberg por que se creen que están implicados otros bancos muy importantes. Así, tanto la Autoridad de Servicios Financieros (FSA, por sus siglas en inglés) del Reino Unido como los reguladores financieros de EEUU están realizando investigaciones en al menos diez bancos; entre ellos el estadounidense Citigroup, el suizo UBS y el británico Royal Bank of Scotland, propiedad del Estado en un 84%.

Las conclusiones de las investigaciones podrían apuntar a un aumento de las regulaciones y a un cambio en la forma que la tasa se calcula. Además, un comité del Parlamento británico estudiará cuestiones de “transparencia, conflictos de intereses y los estándares profesionales y culturales que rigen la industria bancaria”.

Por lo que se ve, los mercados financieros internacionales no sólo son bastante opacos sino pueden ser manipulados en función de los intereses de los grupos financieros dominantes y afectar la asignación de recursos a nivel global. Sigue haciendo falta una Autoridad de Supervisión Financiera Global, con base en el Banco Internacional de Compensaciones (BIS), localizado en Basilea (Suiza). Además, las sanciones deberían  llegar a tener un alcance global y no la aplicación de simples multas locales, que comparadas con el volumen de las transacciones afectadas se parecen a una multa de tránsito.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia