Columnistas

Medidas keynesianas

La política económica keynesiana sigue tan vigente, e incluso más fuerte, como hace 79 años

La Razón (Edición Impresa) / Germán Jaro Rodas

03:37 / 09 de octubre de 2015

Semanas atrás el Banco Popular de China devaluó la moneda local, el yuan, y recientemente decidió disminuir las tasas de interés referenciales de los créditos y depósitos. Cabe preguntarse qué política económica es ésta y cuáles son sus fundamentos. En la Teoría general de la ocupación, el interés y el dinero (1936), el economista británico John Keynes señala que el Estado debe “ejercer una influencia orientadora sobre la propensión a consumir, a través de su sistema de impuestos, fijando la tasa de interés y, quizá, por otros medios. Por otra parte, parece improbable que la influencia de la política bancaria sobre la tasa de interés sea suficiente por sí misma para determinar otra de inversión óptima. Creo, por tanto, que una socialización bastante completa de las inversiones será el único medio de aproximarse a la ocupación plena…” (pág. 353).

El Banco Popular de China decidió devaluar el yuan para hacer más competitivas las exportaciones del gigante asiático, con el fin de estimular la economía a través del aumento de la demanda agregada. Por otro lado, las autoridades siguieron el consejo de Keynes al disminuir las tasas referenciales de interés, con el propósito último de disminuir la creciente incertidumbre de los inversionistas y fomentar las inversiones.

Según explicaron las autoridades económicas del gigante asiático, con estas medidas se busca “crear un buen entorno financiero y monetario” en momentos de “alta volatilidad en los mercados financieros de todo el mundo”. Además, se busca “estabilizar el crecimiento” mediante un recorte en el coste de la financiación que sustente un sólido “desarrollo saludable de la economía real”. A ello cabe agregar que era necesaria una disminución de los tipos de interés referenciales para disminuir la fuga de capitales, ocurrida por la anterior devaluación del yuan.

Y es que evidentemente para alcanzar el objetivo planificado de un crecimiento económico superior al 7% anual y sobre todo estabilizar las fluctuaciones de los mercados bursátiles, por medio de una estimulación de la demanda agregada, China necesita adoptar medidas de política económica de corte keynesiano.

A pesar de que solamente se recurre a los consejos del economista británico cuando una economía está en retroceso y al borde de la asfixia, no cabe duda de que la política económica keynesiana sigue tan vigente, e incluso más fuerte, como  hace 79 años. Ya lo dijo el Premio Nobel de Economía Paul Krugman en 2012: “Es posible que uno de estos años acabemos siguiendo el consejo de Keynes”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia