Columnistas

Medios y lucha contra la violencia

La falta de un adecuado enfoque periodístico hacia hechos de violencia contra la mujer es evidente.

La Razón (Edición Impresa) / Verónica Rocha Fuentes

00:18 / 05 de agosto de 2016

No es novedad que los avances normativos en diversas áreas tienen como uno de sus resultados inmediatos la modificación del escenario informativo y de opinión en torno suyo. De forma concreta estoy pensando en cuán imprevisible resultaba pensar hace un lustro en la centralidad mediática que hoy tienen en la agenda de/para las mujeres. Como conglomerado mediático, asistimos a este proceso abrumados por su propia dinámica, con poca capacidad para dar respuesta a un problema que ya se identificaba anteriormente y cuya naturaleza es estructural: la falta de un adecuado enfoque en el tratamiento periodístico hacia hechos de violencia contra la mujer.

Aunque se puede decir que lo señalado constituye una verdad de Perogrullo, lo cierto es que a pesar de ello no deja de ser lacerante la manera en la que los medios de difusión   presentan estos temas cotidianamente. Retomo este asunto debido a que estos días uno de los bullados casos de supuesta violencia contra una mujer involucra a alguien que conozco; por ello me he visto obligada a indagar a fondo qué es lo que realmente ha pasado en este hecho y, más allá buscar emitir un juicio al respecto, he procurado informarme de la mejor manera posible para ser responsable con mis afectos, pero también con mis militancias de vida, y el resultado ha sido desastroso.

Tras varios días de buscar ampliar mi información en torno a este hecho, en los que he tenido que atravesar sensacionalistas entrevistas a familiares, imprecisas notas de prensa que establecen acusaciones sin asideros y muchísimos estados de Facebook que las enlazan y desatan juicios de valor, siento que no sé nada respecto a los hechos ocurridos y que solamente me he empapado del lógico dolor de una familia destrozada por una muerte en su seno.  Me tomo la licencia de escribir sobre este tema de manera particular, pensando en entender el marco grande que lo encuadra. Y lo hago pensando en que antes de cumplir 35 años ya he identificado en varios titulares de la crónica roja de nuestro país a varias y varios conocidos: algunas veces como víctimas asesinadas por la violencia patriarcal y otras tantas como presuntos responsables de las agresiones. Cuando esto pasa, una tiene que saber sopesar de la mejor y más responsable manera todas las subjetividades que acuden al momento de juzgar estos hechos. Pero de forma definitiva he vuelto a comprobar que ello es una labor casi imposible, sobre todo debido a la gran mayoría de abogados/as y fiscales que defienden o atienden estos casos, y que no guardan los parámetros necesarios de seriedad al tratarlos y ventilarlos, y también debido los/as “periodistas” que se dedican a hacer noticia de los mismos.

Se trata de visibilizar mediáticamente la problemática: de acuerdo. Pero se trata de hacerlo de manera responsable y comprometida, no amarillista y falsamente piadosa. Solo lo primero contribuirá a dar freno a este problema que está carcomiendo nuestra sociedad; lo segundo no es otra cosa que una burda complicidad que no podemos seguir permitiendo se disfrace de lucha contra la violencia contra las mujeres.   

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia