Columnistas

Mejor prevenir

El desempleo es un drama social que conlleva desesperanza, desintegración familiar y baja autoestima

La Razón / Lucía Sauma

00:02 / 24 de enero de 2013

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) en su reporte anual advirtió que el desempleo en 2013 llegará a 202 millones de personas en el mundo, sin contar los 39 millones que ya ni siquiera buscan trabajo porque perdieron la esperanza y dejan de ser contados como desempleados para pasar a ser “desalentados”. Esta cifra de desempleados batirá el récord absoluto de 199 millones, que data de 2009.

Los jóvenes están afectados por el desempleo. Según la OIT, casi 74 millones de jóvenes en el mundo carecen de un trabajo. Muchos de ellos están buscando al menos seis meses un empleo, lo que produce que abandonen el mercado laboral por cansancio, dejen la escuela, la capacitación y recurran al trabajo informal o al subempleo.

El desempleo es un drama social que trae consigo desesperanza, desintegración familiar, baja autoestima: “no soy suficientemente capaz”, “ya soy muy mayor para cualquier trabajo”, “todos son mejores que yo”. Genera xenofobia: todo migrante extranjero es un usurpador: “me robó el trabajo”.

En América Latina, la situación financiera y los precios de las materias primas han creado condiciones favorables para las economías nacionales, que permitieron mantener y hasta disminuir las tasas de desempleo. Esta situación también es reconocida en el informe de la OIT. En Bolivia, el  desempleo, que en 2005 era de 8,2%, a noviembre de 2012 disminuyó a 5,5%. Estos datos del Ministerio de Trabajo tienen que ver con la aplicación de políticas como el Plan de Apoyo al Empleo (PAE) o Mi Primer Empleo Digno, al auge de la construcción y la creación de empleos en el área de servicios con baja incorporación tecnológica.

La experiencia de otros países ha demostrado que en momentos de auge económico, como el que vive Bolivia, deberían priorizarse los empleos en la industria y los que generen valor agregado, porque representan desarrollo sostenible, requieren de capacitación avanzada y permanente, pero  sobre todo porque generan alto rendimiento económico y  conocimiento tecnológico para el país. Es decir, que los esfuerzos deben concentrarse en la creación de empleos que impliquen transformación productiva.

Es una tarea para los gobiernos municipales, departamentales y el Gobierno nacional, que debe ser acompañada por un cambio de mentalidad de todos los ciudadanos, quienes tenemos que transformarnos en creadores, inventores, productores, que trabajemos con alta tecnología en la transformación de nuestras materias primas, hasta obtener un producto con valor agregado. Así se habrá aprovechado esta época de vacas gordas y se habrá previsto para épocas más adversas, que ojalá lleguen tarde o nunca.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia