Columnistas

Microfundamentos

Las condiciones de congruencia deben cumplirse también para los agregados macroeconómicos

La Razón (Edición Impresa) / Alejandro F. Mercado

00:26 / 07 de noviembre de 2015

En varias ocasiones he escuchado la expresión de que la macroeconomía está bien, pero la microeconomía está mal. Más aún, algunos colegas se han inventado lo que ellos denominan la mesoeconomía, una especie de nivel intermedio entre la microeconomía y la macroeconomía. Tanto la primera aseveración, como esta peregrina idea de un nivel analítico intermedio, no tienen ningún sustento académico sólido.

La microeconomía no es una rama de la economía que estudia lo pequeño, como la macroeconomía no es aquella parte que estudia lo grande. No es un problema de tamaño, sino es un aspecto de enfoque. La macroeconomía, para que sea sólida, debe descansar necesariamente en modelos con parámetros estructurales explícitos y no modelos ad-hoc que establezcan relaciones entre variables agregadas incompatibles con los fundamentos de optimización individual. Los parámetros profundos, que sustentan el actuar optimizador de los individuos económicos, nos permiten contar con modelos de agentes representativos que sostienen la estructura de la teoría económica o, para ser menos rígidos, el mainstream que hemos construido los economistas en más de 200 años de investigación.

El recientemente galardonado Premio Nobel de Economía, el profesor de la Universidad de Princeton, Angus Stewart Deaton, nos dice que para poder entender adecuadamente el comportamiento de los agregados macroeconómicos y en especial para la formulación de políticas que promuevan el bienestar y la reducción de la pobreza, es fundamental entender cómo los individuos reaccionan frente a las distintas señales del mercado y cómo establecen sus opciones individuales. Las decisiones de los individuos frente a diferentes alternativas son, nos dice, de carácter subjetivo, y ello es la base sobre la cual se explica el permanente incremento del bienestar humano.

De acuerdo con el profesor británico-estadounidense, la compra de un determinado bien o servicio implica, necesariamente, la venta del bien o servicio en la misma relación de valor, al igual que si alguien presta un determinado valor, habrá alguien que lo recibe prestado. Pues bien, estas condiciones de congruencia interna deben cumplirse también para los agregados macroeconómicos. En estas condiciones, todos los mercados se equilibran y funcionan en condiciones de eficiencia, es decir que bajo el supuesto de que los individuos actúan en mercados libres siguiendo sus propios intereses, alcanzarán una situación óptima y no es posible mejorar tales resultados mediante políticas que regulen o limiten la acción individual.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia