Columnistas

Miente Chile, miente...

La Razón estableció que el tramo chileno de la vía no se encuentra operable por distintas razones

La Razón / Rubén D. Atahuichi López

00:07 / 04 de junio de 2013

No hay que ser un entendido en la materia para comprender que lo que hizo Chile en las últimas semanas respecto del conflicto con Bolivia ha sido una reacción meramente discursiva, coincidente con el ambiente electoral que vive ese país, ante la demanda que el Estado boliviano instauró contra ese país en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, cuyo fin es un “acuerdo que otorgue a Bolivia un acceso plenamente soberano al océano Pacífico”.

Salta a la luz la desesperación de su presidente, Sebastián Piñera, que constantemente recurre a la mentira, por decir lo menos, en relación a las acciones bolivianas destinadas a mostrar al mundo que aquel país invadió territorio boliviano, se apoderó de él con una guerra injusta, incumple el Tratado de Paz y Amistad de 1904 en distintos ámbitos o mareó la perdiz en un diálogo centenario infructuoso a costa del derecho nuestro de recuperar soberanía sobre el mar arrebatado.

Abstrayéndome de argumentos históricos, que no son mi especialidad, y disculpándome por quizás mi pizca de patriotismo, como debe ser, considero que calificar de infundada la decisión de Bolivia de acudir a la CIJ fue una señal  siquiera de preocupación por parte de Santiago, tomando en cuenta que si percibe que sea así, debería demostrarla en el proceso abierto en La Haya.

Un segundo elemento en cuestión en la actitud del Gobierno y del Presidente transandinos es la respuesta que dieron a la decisión boliviana de retirar de manera temporal el reclamo marítimo de la agenda de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), que se celebrará en Guatemala entre hoy y el jueves. “Me alegro que en la próxima Cumbre en la OEA los países de América Latina hayan resuelto que ese tema no va a ser parte de la agenda, logrando un gran triunfo para la diplomacia chilena”, expresó Piñera.

De manera diplomática, el canciller David Choquehuanca desnudó la mentira del Mandatario chileno, al decir que, en ese caso, la declaración de éste “no tiene relación con la verdad”. Y para rematar, el agente de Bolivia ante la CIJ, Eduardo Rodríguez, presentó el argumento técnico respecto de esa decisión: “Es claro que una materia sometida al conocimiento de un sistema de solución de controversias, como es la Corte de La Haya, debe mantenerse al margen de otros mecanismos y organizaciones, lo cual es reconocido por el estatuto de la Corte y por la Carta de la OEA”.

Lo último ocurrió el 13 de mayo. Piñera, en un acto bastante publicitado, presidió la celebración de los 100 años de la construcción del tren Arica-La Paz. Recorrió un trecho en un vagón hasta Poconchile, a casi 40 kilómetros de Arica y a cerca de 180 km de la frontera con Bolivia. Su afán era demostrar que Chile cumple el Tratado de 1904 en relación al libre tránsito del ferrocarril binacional. “Hoy estamos reinaugurando este ferrocarril, que permitirá facilitar el comercio de Bolivia y la integración de ambos países”, dijo.

Una investigación del suplemento Informe La Razón, de este diario, estableció que el tramo chileno de la vía no se encuentra operable por distintas razones, entre ellas la falta de infraestructura en las estaciones intermedias y la falta de una empresa que gestione su uso.  Para variar, circula en Chile un sello postal en homenaje al centenario del tren que sólo está operable en el lado boliviano. ¿Miente o no Chile? Digo que sí.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia