Columnistas

Minería, el péndulo letal

En estas tierras nunca se ha podido impulsar una industria minera que signifique un desarrollo real

La Razón (Edición Impresa) / Dionisio J. Garzón M. / La Paz

22:38 / 12 de mayo de 2016

En un remoto lugar de los Andes centrales y en tiempos donde la memoria se pierde entre la leyenda y la historia, germinó un país rico en oro, plata, estaño, bismuto, wólfram y otros metales. Esa riqueza de los reinos primigenios fue saqueada a su turno por los conquistadores hispanos que dominaron estas tierras, por una burguesía minero-feudal en años republicanos, y por transnacionales en el inmediato pretérito. Nunca se pudo implementar una industria minera en estas tierras, que signifique un desarrollo real de sus potencialidades.

Siempre hubo un sino diabólico en las luchas intestinas por el control y usufructo de estas riquezas que postergó las aspiraciones del país en aras de mezquinos intereses: de la Corona española, cuando se descubrió el Cerro Rico de Potosí, cuya riqueza argentífera desbordó los caudales reales y originó el temprano capitalismo europeo; intereses de los Barones del Estaño, cuando se descubrieron los grandes yacimientos de estaño de Llallagua y Huanuni, cuya riqueza coronó como rey del estaño a don Simón I. Patiño en la primera mitad del siglo XX; o intereses transnacionales cuando se explotaron los aluviones auríferos del norte de La Paz, los pocos yacimientos de oro en roca dura (Khory Khollo, Khory Chaca, Don Mario, Puquío Norte) y también los yacimientos polimetálicos cordilleranos. Estos últimos produjeron además de metal pequeños reyes chiquitos (J. A. Aramayo, F. A. Aramayo, A. Arce y G. Pacheco, los patriarcas de la plata; P. Tramontini, rey del antimonio, o C. V. Aramayo, rey del bismuto). 

Los intentos de volver a la soberanía nacional estas riquezas produjeron una revolución nacional en 1952, con la que nació la Corporación Minera de Bolivia (Comibol), que en su época más notoria trató, sin mucho éxito, de mantener el prestigio y las ganancias de la explotación de las minas ya en declive de los Barones del Estaño. La injerencia política en la estatal minera terminó con esos y otros anhelos nacionales, y provocó el advenimiento del llamado neoliberalismo en 1985, con su historia de privatizaciones y capitalizaciones y la casi destrucción de Comibol. Después de 20 años pasamos a la actual administración de gobierno en 2006, que trata, también sin mucho éxito, de volver a las glorias del 52 y de proyectar la minería al aprovechamiento integral de los metales en suelo patrio. ¿Por qué no tenemos éxito como país?

Hay dos características inherentes a los exitosos reyes y reyes Chiquitos mencionados anteriormente: proyección internacional y control de la cadena de producción. Por otra parte existen asimismo dos características comunes a las no muy exitosas revoluciones: su filosofía de tribu ancestral que cierra al país en sus fronteras cuando hoy se han globalizado hasta los pensamientos, y querer controlar la cadena de producción desordenadamente con el corazón más que con el cerebro.

La minería es un negocio, es la tribu global en acción donde los exitosos son los más competentes. El péndulo de nuestra historia minera seguirá su curso diabólico de estatizaciones y/o privatizaciones si no nos ubicamos en el negocio y alejamos la negativa injerencia política. La fotografía actual del país en este sentido es crítica: injerencia política total, predominio de la informalidad en el sector, sequía total de inversiones privadas por la filosofía de la Ley 535 y otras normas, los proyectos estatales avanzan a gatas cuando deberían correr, y la proyección de nuestra minería al resto del mundo se refleja en que ahora ya ni nos nombran en las estadísticas en el ámbito global y nuestros proyectos mineros se ven como curiosidades. No sé si seremos capaces de cambiar la historia para bien y en esta generación, pero el péndulo letal que definió nuestra historia debe parar. Abrigo la esperanza de que así será en un futuro ojalá muy cercano.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia