Columnistas

Modelo alternativo para el transporte

Un modelo alterna-tivo de transporte podría insertarse en un esfuerzo de reordenamiento urbano

La Razón / Perspectiva - Rolando Morales Anaya

01:20 / 14 de enero de 2013

Un modelo alternativo para el transporte urbano en la ciudad de La Paz debe estar orientado a solucionar los siguientes problemas: a) Circulación lenta por el excesivo número de automotores, b) Insuficiente oferta de transporte público en horas pico, c) Contaminación, d) Gasto excesivo e innecesario en carburantes, e) Desorden. La solución a estos problemas no debe implicar aumentar los precios del transporte público ni generar más subvención a los carburantes.

Ni el teleférico La Paz-El Alto ni los buses de transporte masivo son alternativas susceptibles de resolver los problemas anteriores, pues en ambos casos se requerirá acompañarlos con el actual sistema de transporte. Sólo servirán en líneas troncales, generarán mayor congestión vehicular, en un caso, en las estaciones terminales, y en el otro, por su tamaño en las angostas calles paceñas. Implicarán nuevas subvenciones para el Estado y el municipio, sin que ello beneficie a los ciudadanos, quienes, de todas maneras, tendrán que recurrir a dos sistemas de transporte para ir desde sus hogares hasta sus trabajos. Ambas modalidades tendrán altos costos de energía y no evitarán de ninguna manera los daños al medio ambiente.

Un modelo alternativo de transporte podría insertarse en un esfuerzo de reordenamiento urbano diseñado de la siguiente manera: a) Prohibición de ingresar a los centros urbanos a movilidades de más de 1.500 cc de cilindrada, b) Promoción de unidades de transporte público de baja cilindrada y funcionamiento a gas, c) Subsidio al transporte público, d) Establecimiento de puntos fijos y bien determinados de subida y bajada de pasajeros, e) Control del estado de las movilidades de transporte público y de la calidad ofrecida, f) Aumento del precio de los carburantes, g) Disminución de los impuestos municipales a las movilidades de poca cilindrada y de modelos recientes.

Estas regulaciones pueden combinarse en una política de transporte público de la siguiente manera: en los puntos de subida y bajada de pasajeros se puede instalar máquinas monederas de expendio de pasajes a bajo costo (menor incluso al actual) marcando el número de carnet de identidad para fines de control.

Esto hará que estos puntos sean reconocidos y respetados poco a poco. El dueño de la movilidad de transporte público presentará estos pasajes a la autoridad designada  para recibir la subvención correspondiente. Ésta será financiada con el ahorro que realizará el Estado al disminuir la subvención actual a los carburantes. La entrega de la subvención será ocasión para controlar el estado de los vehículos, no solamente la parte mecánica pero también su confort y limpieza.

Este modelo alternativo tiene las siguientes ventajas: a) Hacer más fluido el transporte urbano, b) Disminuir el costo para los usuarios, c) Disminuir la contaminación, d) Disminuir el consumo y el subsidio a los carburantes sin afectar la economía popular, e) Promover el transporte público, f) Ordenar la circulación dando mayor seguridad a los ciudadanos.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia