Columnistas

Morales y su desafío con la CPE

Porque todo lo demás llegará en consecuencia y el país se lo agradecerá

La Razón (Edición Impresa) / Rubén D. Atahuichi López

02:32 / 13 de enero de 2015

En poco más de una semana, Evo Morales asumirá su tercer mandato, el segundo al amparo de la Constitución Política del Estado (CPE) de 2009. Lo hará en medio de desafíos y tentaciones típicos de un poder político largo, que en 2016 romperá el histórico decenio del presidente Andrés de Santa Cruz (1829-1839).  Lo hará visiblemente envalentonado por votaciones inéditas y consecutivas que lo consagraron como el primer presidente indígena del país.

Lo hará en medio de una situación económica favorable, aunque susceptible de sufrir en el mediano plazo algún daño debido a la constante caída del precio internacional del barril de petróleo. Lo hará en medio de un nivel de popularidad nacional alimentado en parte por la demanda que su administración propicia contra Chile en la Corte Internacional de Justicia (CIJ), de la que quiere, a nombre del país, que obligue a la vecina nación a que negocie de manera ineludible una salida soberana al océano Pacífico para Bolivia.

Lo hará en medio de una crisis política que sufre su oposición, que no hace pie desde que en 2005 Morales se acostumbrara a aplastarla en distintos comicios nacionales. Lo hará en medio de una situación política favorable, incluso arropado en el mundo por su presencia importante y su incidencia en bloques como el G77+China (del que dejó de ser su presidente temporal hace unos días), la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba) o la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

Tantas condiciones a su favor, no obstante, rozan con un riesgo que no solamente sus detractores lo denunciaron, sino también su actitud frente a la posibilidad: la modificación de la CPE para otra eventual reelección. Si bien en su partido —el Movimiento Al Socialismo (MAS)— negaron que Morales optaría por un cuarto mandato, el Presidente del Estado Plurinacional no lo hizo con vehemencia; al contrario, esquivó las preguntas en ese sentido con un “el pueblo lo dirá” en su momento, palabras menos o palabras más.

Esa posibilidad se hace más cercana ahora que ya propuso cambios a la Constitución a propósito de un nuevo intento oficialista por reformar el sistema judicial desahuciado del país. Puedo estar equivocado, y el tiempo ojalá me lo desmienta, pero con el pretexto de ajustar la CPE para ese fin hay posibilidad de que sea pensado un paquete de modificaciones al texto constitucional que desde 2009 ya se ha arraigado en el país.

Muchos reconocen los avances políticos, sociales y económicos del país en los últimos ocho años. Incluso hay esperanzas por que el nuevo mandato de Morales consolide los grandes cambios que sucedieron desde antes de 2006, cuando asumió por primera vez el mando de la nación. Al comenzar su tercera gestión, el desafío de Morales es precautelar el espíritu de la CPE, porque todo lo demás llegará en consecuencia y el país se lo agradecerá.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia