Columnistas

Mujeres que lograron parar la guerra

Las galardonadas representan a miles de mujeres que construyen la paz desde sus comunidades

La Razón / Juanita Roca Sánchez

00:27 / 15 de diciembre de 2011

Este año, el Premio Nobel de la Paz fue entregado a la presidenta de Liberia, Ellen Johnson Sirleaf, y a las activistas por la paz Leymah Roberta Gbowee (también de Liberia)  y  Tawakkul Karman, originaria de Yemen. Este hecho simboliza el reconocimiento a la necesidad de la participación de las mujeres en los procesos de paz, los cuales definitivamente se fortalecen en la medida en que más actores participan. De ahí que se reconoce el concepto acuñado en inglés como “inclusive security” (seguridad inclusiva) donde se destaca a las mujeres como agentes para hacer propuestas viables, y no simplemente como sujetos vulnerables. En este sentido, las galardonadas representan a miles de mujeres que construyen la paz desde sus comunidades, convenciendo a los hombres que dejen sus armas. Uno de los casos emblemáticos es el de Liberia.

Ellen Johnson nació en 1938 en Monrovia, capital de Liberia. Estudió economía y contabilidad en dicha capital, pero obtuvo su diploma en la Universidad de Colorado, EEUU, y un máster en Gestión Pública de la Universidad de Harvard. Fue elegida Primera Mandataria de su país en 2005, convirtiéndose en la primera mujer presidenta de una nación africana, hazaña que repitió en 2011.

Liberia sufrió 14 años de guerras civiles. La primera ocurrió entre 1989 y 1996. En 1997, Charles Taylor subió democráticamente a la presidencia, pero al poco tiempo se convirtió en un sanguinario dictador. La segunda guerra civil estalló en 1999, donde murieron alrededor de 250.000 personas. Los dos bandos civiles enfrentados eran musulmanes, por un lado, y cristianos, por otro.

En este contexto surgió el liderazgo de Gbowee, a través de la Christian Women's Initiative (Iniciativa de mujeres cristianas). Las mujeres de esta institución se aliaron con la Organización de mujeres musulmanas de Liberia, con el objetivo de forzar a los hombres a parar la guerra. De ahí surgió la Acción masiva para la paz de las mujeres de Liberia (Women of Liberia Mass Action for Peace) que logró terminar con la segunda guerra civil en 2003.

Una de las estrategias que les permitió alcanzar este propósito fue comprometer al entonces presidente Charles Taylor (hoy acusado de crímenes de guerra y lesa humanidad) a asistir a las negociaciones de paz con los rebeldes a su régimen. La mayor parte de este grupo (denominado “Liberios unidos para la reconciliación y la democracia”) estaba compuesto por musulmanes y, en menor medida, por los grupos étnicos Mandigo y Khran.

Una vez reunida la comisión de negociación en Ghana, un grupo de mujeres liderada por Gbowee se sentó afuera, bloqueando todas las salidas para evitar que nadie abandonara la reunión sin antes tener una resolución de paz. Otra de las medidas de presión que utilizaron fue una huelga de sexo, que consistió en abstenerse de tener relaciones con sus maridos mientras éstos no terminaran la guerra.

Se piensa que la entrega de este galardón por la paz a tres mujeres fue sólo para promover sus derechos. No obstante, el anuncio oficial del Comité del Premio Nobel Noruego reconoció a sus ganadoras por su “lucha no violenta a favor de la seguridad de las mujeres y sus derechos para participar plenamente en el trabajo de construcción de paz”. El comité también destacó la necesidad de cambiar la forma en que los diseñadores de políticas públicas perciben y responden a los conflictos y sus transformaciones, y resaltó la resolución 1325 del Consejo de Seguridad de la ONU, la primera de esta naturaleza que llama a las mujeres de distintas partes del mundo para que participen plenamente en procesos de paz y seguridad.

Johnson y Gbowee demuestran, asimismo, la importancia de tener a mujeres tanto en el gobierno como en la sociedad civil como aliadas en actividades de construcción de paz. Estas mujeres junto con otras de diferentes países pertenecen a la red internacional conocida como Woman Waging Peace Network (Red de mujeres luchadoras por la paz), con más de mil miembros. Los ideales detrás de este movimiento son más bien prácticos y eficientes: sólo en la medida en que los procesos de paz y seguridad reflejen las prioridades de todos los ciudadanos, incluyendo a las mujeres, habrá una estabilidad duradera y “seguridad inclusiva”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia