Columnistas

Nadar, bailar y chupar... ¡hasta morir!

Propondría un alto a la farra, el bailongo en medio de tanta desgracia es un desprecio a los muertos

La Razón (Edición Impresa) / Guido Peredo Montano

00:41 / 27 de febrero de 2014

Bolivia es el país de los excesos: exceso de farra, de baile, de marchas y de bloqueos. Nuestra interacción social está mediada por el alcohol y la parranda y no puede ser motivo de orgullo: Así es. Nuestra “tara” es tal, que a nombre de nuestras tradiciones hemos contaminado el aire durante décadas en la “fiesta” de San Juan. El extremo de nuestras “tradiciones” viene a los nueve días de un entierro, en un matrimonio, en los bautizos y hasta en los divorcios.

¡Festejamos todo y en exceso! No estoy en contra de la garufa; pero deben darse ciertas condiciones “chupísticas” (clima, ánimo y la platita). Pero hablando de la jarana, urge una reflexión sobre nuestra cultura del exceso, fomentada por las organizaciones “vivas” del país.

La situación actual amerita mirar nuestra historia llena de naufragios, y cuestionar si nuestros problemas pueden arreglarse (realmente) bailando. ¡Es que el baile nos ha idiotizado! Digo esto porque a pesar de los desastres naturales el Gobierno del Cambio no tiene planes de declarar “zona de desastre nacional la región del Beni”. Yo propondría un alto a la farra, pues el bailongo en medio de tanta desgracia es un desprecio a los muertos. Imagino que los músicos benianos estarán chochos por la in-decisión del Gobierno, todos en Morochata, en el TIPNIS y Pando deben estar “eufóricos”... ¡Van a nadar y chupar hasta morir!

Pero siguiendo la “lógica” de nuestras tradiciones y del Ministerio de Cultura, el Beni debería declararse “patrimonio mundial de la inundación”; aunque no debería haber campo para el rencor y los vivarachos, esos sobran en Bolivia. Pescar en río revuelto (full mochila) y fotitos tiernas de ministros repartiendo pan. Pero parece que chupar es un derecho ganado con sacrificio, pues solo en  La Paz hay más de 400 minientradas folklóricas al año y casi todos los accidentes de tráfico (con fatalidad) están ligados a la farra.

Al margen de nuestros ímpetus parranderos, la sociedad civil responde a la altura de los acontecimientos; pero reflexionemos sobre el impacto de nuestras “tradiciones” en los desafíos del desarrollo. Potenciemos las capacidades logísticas de las FFAA, de la Policía y el SAR para enfrentar mejor los desastres; que pueden ser recurrentes... Pero 55.000 afectados y decenas de muertos, ¡es un desastre!

Lamento que se sobreponga la farra colectiva a la desgracia nacional y rematen diciendo que “el Carnaval de Oruro y el de Santa Cruz son un patrimonio y están protegidos por ley”. Pero tiene razón... ¡En Bolivia se chupa y baila por ley! Ni las recomendaciones del Ministerio de Defensa y de Salud cuentan. Ni modo, la gente en Reyes debe esperar un cacho más porque ¡la chupa no se suspende!; pero aunque sea para la foto, senadores y diputados deberían acudir a esas regiones para el reparto de alimentos. Pero, imposible, todo el mundo ya está buscando disfraz.

Mientras los bolivianos farreábamos la armada chilena tomó Antofagasta. Pasó lo mismo en el “Corralito de Villamontes”, cuando perdimos el Chaco. Nuestra historia se repite hasta el vómito y, entonces, urge cambiar la mentalidad heredada de los colonizadores y de Melgarejo. Todas nuestras desgracias nacionales y familiares están ligadas a esa cultura del exceso, reforzada por la idea cavernaria de que comer, bailar y chupar, hasta morir, es “patrimonio cultural”. Nuestra cojudez es tal (Sofocleto) que festejamos la desgracia. El beneficio de la duda para el Gobernador del Beni... todos están “poniendo de su parte”. Al parecer, muchos compatriotas se enterrarán a ritmo de taquiraris y morenadas... pero hay ministros practicando con los “doctorcitos” desde hace tiempo, y es una desventaja para quienes no tenemos pandilla. Entraría en más detalles, pero mi compadre ya está golpeando la puerta.

Es sociólogo y periodista, trabaja en el Centro de Información Estratégica, Washington DC.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia