Columnistas

Nativos vs. inmigrantes

Trump, sinónimo del capitalismo más salvaje, se enfrenta con transnacionales de productos masivos.

Jaime Iturri

01:20 / 03 de febrero de 2017

En 1928 Herbert Asbury escribió su célebre Pandillas de Nueva York que sería mencionada por Jorge Luis Borges en su Historia Universal de la Infamia  y luego llevada al cine por Martín Scorsese. La historia de los Nativos, es decir los nacidos en Estados Unidos enfrentados contra los Conejos Muertos, migrantes en su mayoría irlandeses adquiere ribetes trágicos. Al final el ejército mata a ambos grupos.

Pero la cosa viene de mucho antes. Los primeros peregrinos huyeron de la intolerancia religiosa. Primero a Amsterdam y luego a las costas del mal llamado Nuevo Mundo, ahí aprendieron de los indígenas a sobrevivir cultivando maíz y comiendo pavo. Con el tiempo mataron a los indios y cuando vinieron nuevos inmigrantes los rechazaron porque eran de una religión diferente. Es decir, los que sufrieron la intolerancia se convirtieron en intolerantes.

Pasa lo mismo con los descendientes de migrantes que hoy se oponen a la llegada de nuevos viajeros.

El propio Trump es descendiente de alemanes y escoceses.

Hay algo de antiético en decidir que los demás no gocen de lo que tus antepasados gozaron, peor en EEUU, un país donde más del 99% son hijos de migrantes. Y así lo han hecho saber por ejemplo la poderosas cervecería Budweiser que en su spot del Super Bowl (la final del fútbol americano que es, históricamente, el programa más visto de la televisión). En el anuncio se cuenta con trabajo cinematográfico la historia del creador de la célebre empresa: un alemán que migra en el siglo XIX a Norteamérica y es rechazado por ser un recién llegado, pero que al final triunfa.

Trump, sinónimo del capitalismo más salvaje, se enfrenta con las transnacionales de productos masivos, con millones de norteamericanos que rechazan su xenofobia, con los principales medios de comunicaciones, con los latinoamericanos, con parte de los embajadores y un largo etc.

Indudablemente hay quienes lo apoyan, pero o son los más ignorantes o son los que quieren hacer negocios a costa del patrioterismo.

Una vez más Estados Unidos se enfrenta a un enorme reto: mantener la democracia, la tolerancia, los valores del multiculturalismo que dieron lugar a su surgimiento o, por el contrario, quedarán relegadas en el campo de la política y de la economía. De ser líder del mundo puede convertirse en enemigo del mundo. No creo que el pueblo norteamericano lo soporte por mucho tiempo.

 

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia