Columnistas

La Navidad de Cusi

El principal delito de Cusi parece ser no plegarse 100% a la línea trazada desde el Ejecutivo.

La Razón (Edición Impresa) / Xavier Albó

01:01 / 21 de diciembre de 2014

Cómo pasará su Navidad el magistrado Gualberto Cusi? Fue electo con más votos que otros para el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP). Era, además, uno de los pocos que podía representar en él la justicia comunitaria de las Naciones y Pueblos Indígena Originario Campesinos (NyP IOC). Pero, a diferencia de casos semejantes en otros cargos, ello no le valió ser nombrado presidente del TCP.  Fue el único magistrado que participó en un curso que en 2012 dio a todo el personal de apoyo del TCP. Ya entonces, cada día me pedía licencia para retirarse antes, por su salud quebrantada por una tuberculosis que ya le ha retenido hospitalizado varios períodos en los dos últimos años. Ahora Cusi es una frágil sombra del de antes.

Distingamos entre el qué y el cómo del juicio actual. El qué: la Ley 483 del Notariado fue aprobada y promulgada el 25 de enero de 2014. Pero ya en febrero el diputado Juan Luis Gantier, de Convergencia Nacional, puso una demanda de inconstitucionalidad ante el TCP. El TCP nombró una comisión, formada por él y las magistradas Ligia Velázquez y Rosario Chánez, la cual admitió la demanda el 6 de junio y, para ello, declararon en suspenso la ley hasta que el TCP se pronunciara sobre ella. Saltó la Asamblea Legislativa y otras autoridades del Gobierno, apelando a que todo se paralizaba y surgiría un caos.

De haber habido voluntad política para ello, se habrían encontrado mecanismos. Por ejemplo, suspender la suspensión y regirse un tiempito más por la ley anterior, vigente desde 1858. En 2009 y 2010 nos pasamos un año largo en un limbo jurídico por falta de leyes interpretativas de la nueva CPE aprobada en febrero de 2009 y lo aguantamos. De hecho, el TCP retiró la demanda el 26 de agosto, pero aclaró que no se extinguía el juicio. Hay que hacer un escarmiento para mantener dóciles a los jueces.

El cómo es totalmente inadmisible, muy en particular contra el enfermo Cusi. Se le extendió incluso una orden de apremio por no haber asistido a una sesión mientras estaba hospitalizado y sin poder presentar un documento formal porque los médicos estaban en huelga por el caso del bebé violado. ¿Se busca un nuevo Bakovic, que asediado por mil juicios murió en el empeño? Por esos entuertos, muchos ya sugieren a Cusi como el personaje del año.

¡Qué distinta es la tolerancia en otros casos! Por ejemplo, en los feminicidios sin sanción; un juez llegó a decir que, con la muerte de la víctima, se aceleraba la extinción del juicio por falta de la testigo principal. Más allá de su carácter peculiar, el principal delito de Cusi parece ser no plegarse 100% a la línea trazada desde el Ejecutivo. Evidentemente hay dos raseros para medir la eficiencia y rapidez de la justicia ordinaria, según los intereses del Gobierno o el partido.

Hace unos días presidí la fiesta del barrio Loreto en El Alto, que ahora sufre una gran tensión. Sus primeros habitantes habían iniciado el trámite de sus titulaciones en los años 80, pero los títulos recién han llegado ahora, después de 30 años, cuando la mayoría de los demandantes originarios ya viven en otras partes del país o en el exterior y otros han ocupado sus lotes abandonados.

Lenta y lerda justicia. ¿Y la otra justicia, la comunitaria, a la que se suponía debía representar Cusi en el TCP? Ya recibió un fuerte revés en la Ley deDeslinde Jurisdiccional, que difícilmente pasaría un test de constitucionalidad, con un TCP más independiente. ¿Tocará la Navidad alguna tecla sensible para poner remedio a tanto entuerto? 

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia