Columnistas

Negociar venta de gas a Chile

El gas ha sido el elemento fundamental de nuestras relaciones bilaterales con Chile en el siglo XXI.

La Razón (Edición Impresa) / Ramiro Prudencio Lizón

02:33 / 11 de febrero de 2015

En una entrevista concedida a La Razón, el nuevo Presidente de YPFB ha manifestado que la planta de separación de líquidos de Gran Chaco podrá quedar terminada dentro de pocos meses, y nuestro país estaría en condiciones de exportar gas licuado de petróleo (GLP) para el segundo semestre de este año. Dicho ejecutivo ha informado que ya se están estudiando los mercados para el GLP que pronto produciremos. Aclaró que se está negociando con algunas empresas peruanas, pese a que el Perú es exportador de hidrocarburos. Considera que también se podrá contar con nuestros mercados tradicionales, Argentina y Brasil; e incluso los del Paraguay y Uruguay.

No obstante, si se hace un somero análisis se puede observar que todos estos mercados no son óptimos, ya que tanto Perú como Brasil y la Argentina son países productores de hidrocarburos. En cuanto al Paraguay y Uruguay, estos mercados son muy reducidos. ¿Entonces, por qué no buscar otras opciones? Hay un vecino que necesita con urgencia los hidrocarburos, porque no los produce. Este es Chile, con quien además tenemos asuntos fundamentales que tratar, sobre todo el problema marítimo nacional.

Sabemos que la presidente de ese país, la señora Bachelet, ha pedido a nuestro Primer Mandatario que se reinicien negociaciones con base en la agenda anterior de 13 puntos, aunque todavía no se trataría la cuestión marítima por hallarse este tema en la Corte Internacional de Justicia. Pues bien, es hora de reanudar conversaciones con Chile, ya que existen varios temas importantes pendientes; y convendría agregar a ellos uno verdaderamente constructivo como sería la venta de gas a ese país.

Cabe recordar que durante todo este siglo veintiuno, los gobiernos chilenos que se sucedieron se preocuparon grandemente en la adquisición del gas boliviano. El presidente Ricardo Lagos vino a Bolivia y aquí conversó con casi todos los presidentes del presente siglo, siempre con el ánimo de buscar la solución del problema marítimo nacional, y la adquisición de gas para su país; pero la extrema debilidad de los gobiernos que se sucedieron en este siglo impidió que esas iniciativas pudiesen fructificar.

Pese a tan serios contratiempos, el deseo de gas boliviano era tan grande en Chile que apenas Evo Morales asumió el poder para que el presidente Lagos viniese nuevamente a Bolivia para tratar el asunto. Aquí, en La Paz, le informó sobre su disposición de ceder un corredor al norte de Arica y, además, adquirir nuestro gas a un precio muy superior al que pagaba el Brasil. Luego, el presidente Morales viajó a Santiago donde unas 10.000 personas clamaron: “mar para Bolivia”. Y el gobierno de la presidente Bachelet declaró públicamente que muy pronto se iniciarían las conversaciones para dar a Bolivia una salida propia y soberana al mar.

Sin embargo, poco después, absurdamente el Gobierno nacional volvió a suscribir un acuerdo de provisión energética a Argentina con la cláusula de la “molécula de gas”, es decir con el compromiso argentino de no vender gas boliviano a Chile. Esto provocó en el pueblo chileno una gran aversión por nuestro país, al extremo de que un 80% de su población manifestó que rechazaba una eventual cesión territorial a Bolivia. Desde ese momento, el gobierno de la señora Bachelet reculó en lo referente a nuestro problema marítima, y mencionó que solo concedería una zona sin soberanía.

El gas ha sido, pues, el elemento fundamental de nuestras relaciones bilaterales en este nuevo siglo, pero mientras Chile se esmeraba en obtener nuestro gas, Bolivia se encaprichaba en no venderle. Ahora sería necesario que modifiquemos esa absurda política. En consecuencia, paralelamente a nuestra demanda en la Corte de La Haya debemos proponer la reinstalación del sistema de consultas políticas a nivel de viceministros, incluyendo en la agenda la venta de GLP a Chile; porque es menester tener presente que si este país utiliza nuestro gas, modificaría su actual actitud hostil, y comenzaría a ver con buenos ojos un arreglo satisfactorio a nuestro histórico problema marítimo.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia